Primeras etapas de una relación de cómo actuar

Programación Orientada a Objetos - Tarea Corta 10 - Resumen

2019.10.01 08:20 MadrigalMarco Programación Orientada a Objetos - Tarea Corta 10 - Resumen

Programación Orientada a Objetos - Tarea Corta 10 - Resumen
Resumen del libro Object-Oriented Software Engineering, capítulo 5.

Capítulo 5 Modelado de Clases

UML
Es un lenguaje estándar gráfico, que sirve para el modelado de programación orientada a objetos.
Tipos de UML:
  • Diagramas de clases, describen las clases y sus relaciones.
  • Diagramas de interacción, muestra el comportamiento entre los objetos.
  • Diagramas de estado y de actividad, muestra cómo se comporta el sistema.
Los UML poseen una campo semántico detallado, permite representar conceptos que no sean parte del lenguaje UML y posee un lenguaje textual asociado, conocido como Object Constraint Language(OCL).
Principalmente se utilizan por la facilidad que se tiene a la hora de querer revisar un trabajo de software, ya que si se tiene todo en un diagrama UML, no es necesario tener que repasar miles líneas de código para tener una idea superficial del proyecto.

Diagramas de clases
Este tipo de diagrama describe los datos y funcionalidad del programa. Muestra tanto clases, atributos, métodos y las relaciones que existen entre clases, así como si existe herencia de algún tipo.

Clases
Se representa con una caja y el nombre de la clase arriba, centrado y dentro de la caja. El nombre debe ser singular y empezar con letra mayúscula.
La caja también debe contener los atributos y métodos de la clase que se esté diagramando. Los modificadores públicos se representan con un "+" y los privados con un "-", como es de costumbre.

Asociación
La asociación de clases muestra de qué manera se encuentran relacionadas 2 clases y también existe su cardinalidad.
Se pueden añadir nombres de asociación, para un mejor entendimiento, estos deben ser verbos y ser colocados en el centro de la asociación.
La cardinalidad se refiere a cuántos objetos de dicha clase se relacionan con la clase que se está asociando, existen varias formas de verlo:
  • Uno a muchos: significa que muchos objetos están conectados a un solo objeto. Ejemplo: Una compañia tiene muchos empleados y un empleado tiene una sola compañía.
  • Muchos a muchos: es una relación donde muchos objetos se conectan con muchos otros objetos del mismo tipo, ejemplo: Un asistente administrativo trabaja para varios administradores y esos administradores tiene varios asistentes administrativos.
  • Uno a uno: esta relación es de un objeto a otro objeto, ejemplo: Una compañía solamente pueden tener un CEO y un CEO solamente puede ser CEO de una compañía. Esto puede no ser totalmente cierto, pero para este sistema se puede ver así.

Clases de asociación
Algunas veces cuando se tienen asociaciones de muchos a muchos, se puede tener un problema con los atributos de alguna de las 2 clases. Para esto existen las clases de asociación. Se pueden ver como un intermediario, donde va a servir de puente entre las 2 clases que se conectan de manera "muchos a muchos".
Por ejemplo, muchos estudiantes están conectados a muchos semestres. Un atributo que se puede sacar sería "grado" o "notas". Pero, si se pone este atributo en cualquier de las 2 clases, se estaría diciendo lo siguiente: si se colocan en estudiante, ese estudiante solamente podría tener una nota por semestre. Si se coloca en semestre, entonces existiría una sola nota para todos los estudiantes. En este caso se requiere una clase de asociación, para no tener este error.

Asociaciones reflexivas
Se refiere a que una clase puede asociarse a sí misma, dependiendo de las condiciones que plantee.

Links como instancias de las asociaciones
Los links son las conexiones que hay entre las clases. Se dice que un link es una instancia de una asociación cuando concecta 2 objetos. Por ejemplo, habrán muchos links de estudiante a semestre, para cada semestre. Al ser una relación de muchos a muchos, se lee de esa forma.

Dirección de las asociaciones
Cuando se realizan conexiones, se puede trazar una línea recta solamente, esto significaría que su relación es tanto de ida como de vuelta. Sin embargo, en algunos casos es necesario o más práctico especificar si la relación es solamente de ida o solamente de vuelta. Es decir, si una clase necesita a la otra, pero esta no necesariamente se debe conectar de la misma forma a la primera.

Generalización
La generalización se puede utilizar cuando muchas clases tienen características iguales o se pueden relacionar de alguna manera, sin embargo, se debe evitar el abuso de esto, ya que no es práctico. Si todas las clases generalizadas son iguales, no varían en sus características, entonces es mejor crear instancias de alguna otra clase y crearlas ahí, ya que no sería necesario crear una clase para cada una si no varían en nada.
Esto también aplica cuando se crean clases innecesarias, que no siempre se van a utilizar o que van a ser cambiantes. Si en un momento determinado, una clase puede tener un estado, pero en otro momento otro, es un error crear 1 clase para cada estado, ya que cuando se utilice una, no se usará la otra. En este caso es mejor convertir esos estados como atributos y ahorrarse un error común.

Diagramas de Objetos
Estos diagramas tienen la finalidad de hacer que el desarrollador o cualquier persona que los vea los entienda de mejor forma. Básicamente sirven para crear una instancia en diagrama y que el diagrama de clases de esa instancia sea más entendible.
Se elaboran en rectángulos y su nombre se puede escribir de la siguiente forma:

https://preview.redd.it/qzcbi507pup31.png?width=318&format=png&auto=webp&s=ae6e6c6c65492541aa6cee94bf29ea513bdaf9b3
  1. Se ponen ":" y el nombre de la clase, seguido de una coma.
  2. Se puede especificar el nombre del objeto, seguido de su clase.
  3. Si el nombre del objeto da a entender que pertenece a la clase Tiquete, se puede obviar el nombre de la clase.
Agregación
Es un tipo especial de asociación. Se utiliza como símbolo un rombo vacío. Básicamente se usa cuando se quiere decir que una clase es parte de otra o es compuesta por otra, pero la clase que lo compone puede existir sin necesidad de que la otra esté.

Composición
Cuando es una necesidad, es decir, la clase que compone la otra no puede existir sin que exista esa misma, se llama composición. Es un tipo más restrictivo que el de agregación. En este caso se representa con un rombo pero relleno, generalmente de color negro.

Interfaces
Una interfaz no posee instancias o en otras palabras, no se puede instanciar y tampoco implementa métodos, solamente abstractos, para que luego en las clases donde se implemente dicha interfaz, se haga un override de esos métodos.
En diagramas de clases, la clase de la interfaz se conecta por medio de una línea no continua y un triángulo como flecha no rellena.
También se puede representar con una línea continua pequeña y un círculo, encima del círculo el nombre de la interfaz.
Ejemplo:

https://preview.redd.it/5db3juj2tup31.png?width=513&format=png&auto=webp&s=efd49036dcae30598a3615b546c4d236a02593fe

Diagramas más descriptivos
Algunas veces los diagramas de clases pueden no ser del todo entendible, por esta razón existen algunas opciones que se pueden agregar a los diagramas para tener un poco más de información, pero a su vez más claridad.
  • Texto descriptivo y otros diagramas, se puede juntar la información que se tenga en un documento más grande, incluyendo los diagramas ya realizados, y explicar más a fondo las características que estos poseen. Se podría ver como realizar un documento escrito donde contenga las especificaciones del proyecto.
  • Notas, se pueden agregar notas a los diagramas de clases, estas se agregan mediante un rectángulo con una esquina doblada y son conectadas a la clase que explica. Se pueden ver como los comentarios que se escribirían en el código fuente.
  • Constraints, es un lenguaje formal que puede ser interpretado por la computadora. En el diagrama de clases se escribe entre llaves "{ }" y es una expresión que se evalúa a True.

Object Constraint Language
Es un lenguaje que fue creado con el propósito de mejorar los UML. Su uso principal es para establecer las restricciones de un diagrama. No es un lenguaje de programación, pero su manera de escribirlo hace parecer que lo sea. Al ser restricciones, siempre se busca que lo establecido sea igual a True.
Se pueden utilizar cuando se necesite comparar o establecer condiciones para que se realice una acción.

Models of the domain
Existen varias etapas a la hora de diagramar un programa. Antes de tener el programa por completo, se debe empezar por analizar lo que se tiene, saber con qué se está trabajando, por decirlo de una manera. Estos diagramas sirven para analizar el dominio y las entidades que pertenecen a ese dominio. No se necesita saber el final del proyecto para poder diagramar esta parte, ya que es solamente una ayuda para entender mejor con qué se está tratando y mejorar el proceso de diagramación de clases.

System domain model
En esta parte se diagrama se incluye lo necesario para implementar la solución al problema que se tiene, pero no contiene clases que se vayan más allá de la funcionalidad pura del programa o que se necesitan para armar un sistema completo.

System model
El sistema completo, como bien lo dice, contiene todo lo antes mencionado y lo necesario para armar el sistema por completo, ya sean interfaces de usuario o clases que no tengan que ver directamente con la implementación del problema.

Diagramar de manera correcta
Es incorrecto empezar a crear los diagramas de clases(o cualquier diagrama) de una vez, ya que es ineficaz. Se puede perder mucho tiempo pensando en qué necesita una sola clase, seguir con otra y luego darse cuenta de que la clase anterior necesitaba otro atributo para funcionar correctamente. Se recomienda crear una lista de todas las clases posibles que vaya a tener el programa.
Luego escribir las asociaciones que van a tener esas clases y por último, llenar las clases con los atributos.
Lo que sigue sería ver los propósitos de las clases, qué deben cumplir y qué operaciones se van a utilizar. Finalmente se haría un recorrido a todo el diagrama, analizando si es lo suficientemente preciso y si no hay elementos de sobra o si se requieren más componentes.
El primer paso es encontrar las clases necesarias, este proceso se logra analizando el problema que se tiene y lo necesario para implementarlo.
Los nombres de las clases son muy importantes, porque es lo primero que ve una persona al analizar un código o un diagrama de clases. Se debe recordar que deben ir en singular y empezar con letra mayúscula. Siempre se debe revalorar los nombres que se hayan otorgado a las clases, para ver si son correctos o innecesarios.
También, cuando se realiza la interfaz, se debe tomar en cuenta no usar nombres extraños o poco significativos ni tampoco repetitivos.
Luego de saber qué clases se necesitan, se debe seguir por encontrar los atributos y las asociaciones correctas para esas clases. La mejor forma de hacerlo es empezar por la clase central e ir hacia las menos significativas.

Identificar implementaciones necesarias en los diagramas
Para encontrar las implementaciones correctas, se puede ir preguntando o analizando si dicho atributo o asociación es realmente importante para el proceso del programa y si se necesitará implementar su funcionalidad.
Identificar el uso de una interfaz o aplicar generalización puede ser confuso. Pero se puede lograr viendo si 2 o más clases tienen características iguales, ya sean atributos o métodos. En estos casos, es efectivo crear una superclase.
Una interfaz se puede crear cuando las clases tengan una acción en común. Por ejemplo en una casa, las lámparas y abanicos se pueden encender, lo cual es una acción, entonces podría ser efectivo implementar una interfaz de encendible.
En general, la manera más efectiva de realizar estos procesos es ir preguntándose y analizando según la descripción del problema, si algo es necesario o no. En el caso de las asociaciones, se preguntaría si cierta clase depende de otro o si está conectada a otra.

Responsabilidad de las clases
Es importante distribuir la responsabilidad de las funciones principales entre todas las clases. Si una clase contiene toda la funcionalidad del programa, es recomendable dividirla de alguna forma para no dejarle todo el peso a una sola clase.
Funciona también al revés, si una clase no tiene responsabilidad alguna, probablemente sea innecesaria y se pueda compactar dentro de otra clase ya existente.
Esta responsabilidad generalmente recae en las implementaciones de sets y gets o a la hora de instanciar una clase. Como ya se debe saber, se recomienda crear atributos privados y establecer métodos para acceder a ellos, ya sea para retornarlos o modificarlos, de esta forma el usuario no puede actuar directamente sobre los atributos de la clase.
Para lograr identificar estas responsabilidades, se debe saber cuáles serán las operaciones a realizar, que vendrían a ser lo métodos que van a implementar las clases. Por ejemplo, una clase Círculo, puede tener un método getArea() y si no se necesitara más, eso se convierte en su responsabilidad principal, conseguir el area del objeto creado, que en este caso es un círculo.

Prácticas para mejorar la diagramación
Un ejercicio recomendado, es crear los diagramas de clases utilizando notas(sticky notes), de esta forma si se crea una clase y luego se determina que es innecesaria, simplemente se remueve esa nota y se puede seguir tranquilamente. También esto ayuda ya que las notas tienen un espacio limitado, por lo que no deja que el programador cree o añada atributos o métodos innecesarios, al tener un espacio finito.

Implementar diagramas de clases en Java
Una vez que se tenga el diagrama listo, el último paso es plasmarlo en código. Para esto, se necesita saber cómo agregar una interfaz a una clase en Java o como utilizar herencia o generalización.
Para agregar una generalización/herencia, se utiliza la palabra reservada "extends".
Para agregar una interfaz, la palabra reservada a utilizar será "implements".
Implementar las asociaciones es un poco más complejo, ya que se puede decir que no hay realmente palabras reservada para cada tipo de asociación.
Para la asociación, se debe analizar de qué tipo es. Si es de uno a uno, sería tan simple como crear una instancia de la clase necesaria y listo.
Si la asociación es de uno a muchos, se podría necesitar implementar un arreglo de esos objetos, para lo cual se podría hacer de uso de la clase de Java ArrayList.
Sin embargo, si la cardinalidad de la asociación es finita, por ejemplo, es de 1 a 5, es recomendable o más fácil utilizar un arreglo estático, ya que si el diagrama es preciso, solamente se necesitarán 5 instancias de esa clase durante todo el programa.


Bibliografía
Lethbridge, C. T., Laganière, R.(2005) Object-Oriented Software Engineering(2 ed.). Maidenhead: McGraw Hill.
submitted by MadrigalMarco to u/MadrigalMarco [link] [comments]


2019.04.11 22:36 Para-bajo You

Que serie de mierda, que final predecible y que lindo haberla compartido. Ya no sé que estoy haciendo o porqué escribo esto, ni siquiera si te va a llegar en algún punto, pero creo que en este momento es lo que voy a necesitar hacer por un tiempo. No hay sentido alguno en las siguientes palabras, son sólo palabras.
No tengo la fuerza de mantener mis decisiones y se caen a pedazos. Me siento en un laberinto en el cual tomo un camino sin retorno, y el final que veo no me agrada. Es inevitable llegar a él, una parte de mi desea prolongar su llegada. Ya es tarde, ya nos obligué a tomar una decisión, la justifique con que es lo mejor pero no es así y lo sé.
Ese día después de terminar la serie lo voy a atesorar, ese día me di cuenta de lo peligroso que se estaba volviendo. Dejó de ser algo simple a complejizarse, caer en razón de que iba a ser necesario tomar una decisión. Ya no podía tener todo, había que elegir.
Elegir es destructivo. Elegir es limitarse. Es agotador. La elecciones nos auto limitamos a hacer lo que creemos correcto para nosotros, pocos son lo suficientemente valientes para hacer lo que realmente quieren. Pocos se atreven a alcanzarlo. Yo no.
¿Cómo sabemos lo que realmente queremos? Somos caprichosos en ese sentido, cuanto más imposible es algo más lo vamos a querer, cuanto más prohibido sea más tentador. Ni siquiera es necesario quererlo verdaderamente, la satisfacción de tenerlo es lo importante.
Suele suceder que una vez obtenido pierde ese brillo que atrajo inicialmente. Cuando nos damos cuenta lo ignoramos y hasta nos llega a molestar y desagradar. Dejamos de apreciarlo como es debido, empezamos a cuestionarnos si fue lo correcto, esta acción se vuelve recíproca en un punto, un maldito punto.
Es peligroso, ese es el punto en el cual te das cuenta que lo perdiste, que ya no te pertenece, ya no volverá a ser lo que era, y lo vuelvo a anhelar. Un punto egoísta.
Él ha pasado por todo un proceso por el que dejó de pertenecernos y se dió cuenta que ya no somos lo que busca. Que no nos merecemos ese trato que tanto nos gustaba y volver a intentarlo provocaría una ruptura. Si en algún momento, de verdad le quisimos no debemos molestarle, en cambio si es un mero capricho está justificado; nunca llegó a importarme verdaderamente, me puedo dar el lujo de lastimar todo lo que quiera, total es un capricho.
Ojalá fuera sólo un capricho.
Al principio duele y hasta parece que nunca se podrá olvidar, pero debemos encontrar la manera de hacerlo. Darme cuenta que no me pertenece y que debo dejarle ir. Dejar de ser egoísta y aceptar que no va a poder ser, no tiene futuro para nadie el seguir con esa bella mentira sostenida en un alfiler. Todo va a terminar mal y este agradable recuerdo se perderá abrumado.
Las situaciones pre-apocalípticas, esas que llevarán todo a un quiebre sin retorno, esas que te dicen que debes parar pero algo te impulsa a seguir, mantenerte firme en conseguirlo. Ningun se podrá soportar y eso será aún más doloroso que el primer rechazo. Ese primer rechazo camuflado de ya no será lo mismo, el sentimiento no es el mismo y las cosas van a cambiar entre nosotros; ese dolor inicial no será nada comparado con lo que vendrá.
El apocalipsis será provocado, si se continúa intentando, por dos situaciones, la primera se desencadenará debido a la posible falta de interés por su parte y el intento de continuarlo no será agradable, llevará a un total rechazo. La segunda puede ser un milagro, la otra parte acepta volver a intentarlo y, al principio todo vuelve a ser como en los buenos tiempos, cosa que no durará mucho. Al fin de cuentas es cíclico.
El apocalipsis comienza instantáneamente después de estas situaciones, la relación se pudre y no hay más que restos de algo que alguna vez fue.
Aún no se menciona el verdadero desenlace, el más difícil de afrontar, aceptar lo que va a pasar y evitarlo antes de tiempo.
Puede parecer egoísta en un principio pero el trato distinto que van a tener será tortuoso, y es mejor terminar antes del apocalipsis y el punto sin retorno.
Va a doler y tendremos la necesidad de volver a hablar, la vista se empañara cada vez que recuerdes los buenos momentos, hay que ser fuerte. Este punto es el más peligroso, es en el que se puede volver a caer. Hay que mantener postura, aunque se extrañe, aunque duela, aunque creas que se pueda volver, resiste. Es lo más importante, resistir a la tentación, resistir al sentimiento que siempre quedará.
Este sentimiento debe ser escondido, tapado, nunca mencionado. El comienzo de estos sucesos fueron secretos, no se pudo o podrá compartir con nadie, no necesitas a nadie aunque quieras compartirlo, esto es tuyo y lo decidiste así cuando no quisiste elegirle totalmente cuando pudiste. Lo hablaste sólo con él, así debe quedar. El mejor secreto jamás contado, una historia que no se sabrá nunca.
Ese será nuestro consuelo, saber que compartimos algo único, nadie se podrá meter o intentar envenenar nuestra mente con falsos recuerdos. Sólo de nosotros, nadie más. Ese será el consuelo. El secreto que nunca será contado. Un secreto. Vuestro secreto. Lo podrás guardar y regocijarte. Vas a tener la tentación de compartirlo, no lo hagas. Le harías perder la magia y es lo único que te queda, no lo hagas. No destruyas lo último que te queda de lo que alguna vez fue. No lo hagas.
Ojalá cumpla lo que digo, ojalá nunca te olvide. Pero no me voy a poder perdonar si no lo hago, te lo debo. Después de todo lo que hice y no hice.
Ojalá hubiera cumplido.
Estas vueltas ya no las entiendo, quiero cerrar esta etapa. No puedo seguir dependiendo, quiero dejar de pensarte, quiero parar de arruinarlo, ya basta. Ya no aguanto.
Sabías que un corazón roto duele, pero ¿alguna vez has visto a tu mejor amigo convertirse en un extraño? Ahora imagina las dos juntas. Ya nosé que hacer. Ya nosé como actuar, nosé que decir.
submitted by Para-bajo to u/Para-bajo [link] [comments]


2016.06.18 11:20 EDUARDOMOLINA José Antonio Pérez Tapias. La paradoja de una mayoría no mayoritaria.

http://ctxt.es/es/20160608/Firmas/6554/campa%C3%B1a-electoral-pactos.htm
"Las paradojas tienen su encanto. Tensionando el lenguaje, son retos para nuestro intelecto. Por eso mismo hay que manejarlas con cuidado. Quien formula una propuesta sirviéndose de una paradoja puede que no salga airoso del reto que él mismo se haya planteado. En tal caso, por el contrario, puede ocurrir que el atrevimiento retórico provoque un mayor hundimiento en las contradicciones de las que se quería salir con una propuesta paradójica que pretendía ser como una cuña de la misma madera. Me temo que una situación así es la que puede tener que afrontar la dirección del PSOE y, concretamente, su portavoz a estos efectos, el reputado economista Jordi Sevilla, cuando lanza el mensaje de que “para evitar terceras elecciones, si no hay mayorías, debería dejarse gobernar al candidato que consiga mayor apoyo parlamentario”. Salta a la vista que está planteando de manera explícita la hipótesis consistente en que, de hecho, se reconozca políticamente, con la correspondiente traducción en comportamiento parlamentario, una mayoría que no se tiene. ¿Qué decir, pues, ante esta aparente solución para salir de todo posible bloqueo en un nuevo proceso de investidura de un candidato para la presidencia del Gobierno de España?
Hay que conceder, por una parte, que una fórmula como la propuesta se hace valer recordando al Partido Popular la obviedad, respecto a la cual son tan interesadamente olvidadizos, de que en España tenemos un sistema parlamentario. Por ello, la ciudadanía elige a sus representantes en las cámaras legislativas, siendo éstos los que después, en el Congreso de los Diputados, han de conformar la mayoría necesaria para investir a un candidato como presidente del Ejecutivo. No hay, por tanto, elección directa de un presidente que de suyo es un primer ministro. De nada sirve invocar sin más el hecho de la lista más votada para reivindicar que automáticamente sea presidente quien la haya encabezado, tratando así de legitimar apelando al voto de los electores algo que tales votantes de suyo no han elegido. Los electores sólo dan su voto para quienes han de representarlos en la sede del poder legislativo, entrando en sus funciones el apoyo a una candidatura presidencial en base a una mayoría parlamentaria que, si de entrada ningún partido cuenta con ella en términos de mayoría absoluta, ha de conformarse mediante pactos hasta lograr la mayoría suficiente legalmente exigida. No obstante, a pesar de ser así las cosas en la democracia que en nuestro Estado tenemos, la derecha, esa que tanto invoca la Constitución cuando le interesa, seguirá dando la lata con el tan recurrente mensaje engañoso de que se traiciona la voluntad de la ciudadanía si no se inviste presidente al candidato del partido con más votos. Es una intencionada falsedad a la que podemos atribuir voluntad de engaño.
Dicho lo anterior, es obligado señalar, por otra parte, los problemas que encierra la propuesta de desbloqueo parlamentario comunicada por Jordi Sevilla, la cual recoge formulaciones de Pedro Sánchez en otros momentos, así como se hace eco de la reiterada indicación hecha desde mucho tiempo atrás por Felipe González acerca de que se deje gobernar, mediante abstención por parte de PP o PSOE, a quien tenga cierta mayoría, sea PSOE o PP, aunque no llegue a la mayoría que debiera haber de no contar con abstenciones. Hay que señalar primeramente que una fórmula así de ninguna manera puede sostenerse en el vacío, sino que implica algún tipo de acuerdo, presentado incluso como de cortesía parlamentaria, para que los implicados en una situación como la que se quiere abordar acepten la solución. Es decir, es insoslayable reconocer que para que esa vía de desbloqueo funcione tiene que haber alguna suerte de acuerdo entre PP y PSOE. ¿Supondría tal acuerdo una forma “elegante” de dejar paso al PP hacia el gobierno, en el caso de que fuera el partido que aglutinara más apoyos seguros? Y, de otro lado, ¿entrañaría tal acuerdo una confirmada anuencia del PP en el caso de que fuera el PSOE el que pudiera ostentar más apoyos confirmados? Una respuesta positiva a ambos interrogantes conlleva alguna forma de acuerdo del PSOE con el PP, y tal cosa no debe eludirse ante la opinión pública.
Una segunda cuestión ineludible es la relativa a la mayoría que pueda o quiera conseguirse, lo cual para el PSOE es cuestión crucial. Desde el campo socialista, el asunto no puede limitarse a pedir a la derecha, e indirectamente también a la izquierda o a nacionalistas que no entren en la mayoría que se conforme, que den vía libre a una supuesta mayoría de diputados, confiando en la abstención de quienes no la integren para cumplir los exigentes requisitos para mayoría suficiente. El quid de la cuestión radica en dónde se pone el límite de la mayoría que se quiere hacer valer y, por supuesto, con quién se suma para lograrla. En otros términos, ¿vale recabar apoyo para una mayoría no mayoritaria cuando se ha desechado intentar un pacto más amplio o de otra índole que permitiera una mayoría suficiente, es decir -–con perdón por la redundancia--, una “mayoría (en verdad) mayoritaria”?
Pienso, como muchos ciudadanos y ciudadanas, que el PSOE debe aclarar al máximo la índole y el alcance de su propuesta, no sea que bajo una alambicada fórmula de sabor parlamentario se suministre el amargo trago de un pacto por la derecha, con Ciudadanos, por ejemplo, en vez de un pacto por la izquierda, quizá desechado ya cuando la misma fórmula se hace pública cual bálsamo de Fierabrás para evitar las tremendas calenturas que puede originar un nuevo retraso en formar gobierno o la hipótesis que nadie quiere contemplar de una tercera convocatoria electoral. Hace falta una fórmula magistral, ciertamente, pero somos muchos los que esgrimimos razones para que en su composición no se excluya un pacto por la izquierda que, aun con sus paradojas, puede ser la vía para no quedar hundidos en contradicciones insalvables.
  1. Desde los “cristianos viejos” a los españoles buenos
Ya lo dejó escrito Cervantes en las primeras líneas de su magna obra, El Quijote: “duelos y quebrantos los sábados”. Es decir, indicación de menú bajo la cual se recoge la autoritaria orden de que “den morcilla” o plato de huevos con tocino o chorizo, en sábado –¡repárese bien!--, para que ningún cristiano nuevo, siempre bajo sospecha de seguir siendo judaizante, escapara a la prueba que ha de pasar si quiere ver expedita la puerta para la integración social entre los cristianos viejos. Y en ésas seguimos, cuatro siglos después. Para algunos, no todos somos iguales. Piensan ellos que a los suyos, esto es, a ellos mismos les corresponde, por la naturaleza de las cosas, el poder, porque han de mandar los que tienen la pureza de sangre necesaria para ordenar los asuntos de la patria –identificados con los de su clase-- y velar por lo que ha de ser su incorruptible esencia –como incorruptible era el brazo de Santa Teresa que esgrimía el dictador de cuyo nombre no quiero acordarme, para legitimar con los restos de tan egregia doctora de la Iglesia, aunque fuera de ascendencia judía, el nacionalcatolicismo con el que legitimaba su criminal régimen--. Tal es el fondo telúrico de la derecha española, conservadora hasta las cachas, hoy entregada al neoliberalismo rampante que ha dominado la escena mundial y, por supuesto, el patio nacional, en los últimos tiempos.
¿Y a qué viene esto? Es interrogante al que cualquiera puede responder acogiéndose, según preferencias, o a la poesía de Bécquer o a la antipoesía del chileno Nicanor Parra: “¿Y tú me lo preguntas, amor mío?”. La respuesta está clara: la derecha española se mantiene en su imaginario carpetovetónico a piñón fijo. Y para prueba, un botón electoral, el que arrebatamos a Rajoy, desprendiéndolo de su chaqueta, la que lucía en el mirador de san Nicolás, en el Albayzín granadino, cuando, haciendo alarde de derroche de desparpajo antiplasma, se soltó su repeinada cabellera para decir: "Los mejores somos los españoles. Bueno, hay algunos un poco malos, pero son los menos, y los vamos a derrotar el 26 de junio, a todos". Claro, ¿verdad? Y dicho sin mayores problemas en un mitin del PP, después de la victoria de la selección española de fútbol, ganadora gracias a un gol de Piqué, independentista catalán fuera del estadio, pero cuyo gol, sirviendo lo mismo para un roto que para un descosido, es lo que más se parece al brazo incorrupto de la Santa de Ávila en manos de una derecha españolista posmoderna, a pesar de no haber sido moderna en ningún momento de su historia.
Si alguien piensa que esto es sacar demasiada punta a lo que no da para ello, que haga su inmersión en el psicoanálisis freudiano para adentrarse por los vericuetos donde circula lo reprimido en chistes, lapsus y actos fallidos. Tras la apariencia de ingeniosa broma electoralista, el candidato del Partido Popular juega con la vetusta diferenciación entre españoles de bien –“los mejores”-- y “los malos”, ésos de las izquierdas que, para el caso, tanto son los de un PSOE al borde de un ataque de nervios, como los de Podemos en la fantasiosa aventura de asaltar los cielos. El esquema de fondo no ha variado un ápice: los españoles de orden –del orden dominante-- y esos otros, los “jaraneros y alborotadores”, como dejó escrito Roberto Mesa en texto que no debiera ser olvidado. Apelación, pues, al imaginario colectivo, en este caso de la derecha más rancia, la cual es la que se permite dividir a los partidos políticos del momento presente en “constitucionalistas” y “no constitucionalistas”, habida cuenta de que es esa misma derecha con sus intereses sistémicos la que da o quita credenciales de lealtad a la Constitución, según la medida de dichos intereses. Está clara, pues, la jugada de un Rajoy que, con su currículum político, no debía de llegar de nuevo jamás a ser presidente del gobierno. El PSOE, por cierto, debería no dejarse enredar en ese perverso juego de clasificaciones discriminatorias entre constitucionalistas y no constitucionalistas. Sabe demasiado a etiquetas excluyentes como “españoles de bien”, “gente de orden” y “cristianos viejos”.
  1. Sobredosis de 'marketing' electoral. Miércoles 15 de junio.
    ¿Qué candidato presenta mejor imagen? ¿Qué partido vende mejor su programa? ¿Cuáles son los mejores mensajes en una campaña para captar votantes en el mercado del conjunto de los electores? ¿Cómo vencer a la competencia electoral de otros partidos en la disputa por el voto? ¿Cómo hacer que para ello funcionen bien los agentes electorales? ¿Cómo lograr una propaganda eficaz en los medios de comunicación?...
Cuestiones como las señaladas permiten constatar cómo a la terminología procedente del campo militar con la que los partidos políticos se entienden a sí mismos se sobrepone, especialmente en tiempos de campaña electoral, la terminología proveniente del campo económico, concretamente de las técnicas de venta que suelen reunirse bajo el rótulo de marketing, eludiendo, por lo demás, palabras de la órbita del castellano, como “mercadotecnia”. Lo de marketing parece que queda mejor y, además de permitir un rápido trasplante del campo económico al ámbito político, no deja de recoger ese neocolonialismo cultural del mundo anglo al que estamos sometidos, siendo, sin duda, uno de los actuales “signos de los tiempos”, como diría alguno.
Nada hay que objetar, sino todo lo contrario, a que en el campo económico y, más concretamente, en el mundo empresarial, se preste mucha atención a lo que señalan las teorías de marketing –seguiremos adelante con el término en cuestión, ya consolidado entre nosotros--, con el objetivo de explicar y, mediando explicaciones contrastadas con la realidad, potenciar las ventas de los muy diferentes productos con los que las empresas concurren al mercado pretendiendo ganar clientes, vender y obtener el máximo de beneficio. Sabemos además que tales teorías no cuentan solamente con ingredientes puramente económicos, sino que tienen en cuenta factores psicológicos decisivos respecto al comportamiento de los consumidores, así como otras muchas informaciones relevantes, desde las relativas a pautas culturalmente asentadas hasta las atinentes a datos demográficos relevantes sobre la población a la que se dirigen las campañas de venta. Un buen diseño de éstas es crucial para la competitividad, sin la cual se acaba sucumbiendo en esa guerra económica despiadada que supone la competencia en medio de todos los rigores del mercado.
Los diferentes ámbitos de nuestra realidad sociocultural no se hallan, por fortuna, separados por fronteras impermeables que hagan de ellos compartimentos absolutamente estancos. Mas siendo así, también es cierto que en nuestras sociedades, herederas de la modernidad, se han ido constituyendo distintas esferas, cada una con valores determinantes de sus propias dinámicas y con una lógica de funcionamiento en cada caso propia. Maquiavelo, por ejemplo, tuvo el indiscutible mérito de poner de relieve las peculiaridades de la esfera política, con la autonomía que le es propia –incluso estando económicamente condicionada, como señaló Marx--. Resulta ser, por tanto, un elemento distorsionante de la realidad el trasplantar sin más criterios y pautas propios de un ámbito a otro distinto. Si tal operación se consuma se confirma cómo desde un ámbito queda colonizado otro en el marco del mundo que comparten. Es decir, si la política se rige por pautas y criterios extraídos del campo de la economía, es que ésta domina a la política. Si ello se produce en tiempos de hegemonía del neoliberalismo, los hechos refuerzan el mismo sometimiento del Estado al mercado que desde dicha ideología se propugna.
Así, llega la hora de un debate electoral y los candidatos convocados al mismo están más preocupados por colocar mensajes prefabricados que por presentar el propio programa, están más atentos a cuidar la imagen con la que “venderse” que a comprometerse con sus propias propuestas, o se hallan más pendientes de los ecos mediáticos que de la palabra propiamente política. Lo volvimos a ver el otro día en el último, por único, debate electoral de los cuatro candidatos a la presidencia del Gobierno presentados por los partidos de ámbito estatal: PP, PSOE, Ciudadanos y la coalición Unidos Podemos. Visto todo, bien viene que todos recuerden que los ciudadanos no somos meros consumidores, que un votante no es un cliente, que el propio partido de cada cual no es una mera empresa, que un programa de gobierno no es un catálogo de ofertas y que el preciado bien del voto no es una mercancía. Está bien aprender de la economía, pero teniendo muy presente que la dignidad de la ciudadanía exige que la política no se vea sometida a ningún reduccionismo economicista. La política nunca puede ser –no debe ser-- mero mercadeo, en ninguna de sus variantes.
  1. No fue un duelo de titanes. Martes 14 de junio.
Terminó el tan anunciado debate a cuatro, publicitado como acto estelar en esta campaña para las elecciones del 26 de junio, y cada uno de los candidatos se retiró con los suyos para comprobar en cada caso que habían recitado bien las lecciones aprendidas. No hubo momento alguno que fuera especialmente vibrante. No se alcanzó ese clímax de intercambio de argumentos sólidos que cabe esperar de un debate de verdad, incluso electoral. El guión, por tanto, es decir, los guiones que traían los respectivos líderes, elaborados por sus correspondientes equipos, se siguieron conforme a lo previsto. Sin apenas intercambio de razones, cada cual se dirigía a los suyos, de camino tratando de sacar ventaja a su competidor inmediato –Rajoy pugnando con Rivera y Sánchez con Iglesias-- para lograr arrancar algún voto de la gran bolsa de los indecisos o de los electores situados en riesgo de abstención. Hay que temer que poco se habrá alterado por ahí el panorama que los sondeos demoscópicos nos han dado a conocer.
Ante los temas delicados, todo fue pasar de puntillas. El candidato del PP eludió pronunciarse claramente sobre la negociación con Bruselas para ganar mayor plazo de cara a reducción del déficit. El candidato socialista no quiso insistir en un problema grave: la sostenibilidad del sistema de pensiones, para asegurar la cual propone un impuesto a grandes fortunas, pero sin que eso llegara a ser cuestión en la que abundara. El líder de Ciudadanos se lanzó inicialmente defendiendo la idea del contrato único, mas sin detallar más armas en la lucha contra el paro. No tuvo fuertes críticas a tal propuesta, enmarcada como viene en contexto neoliberal. Desde Podemos, su cabeza de lista no bajó a detalles respecto a cómo concretar eso del cambio de modelo productivo.
Salieron de refilón otras cuestiones, pero de nuevo las prisas, las pinceladas gruesas. Sánchez mencionó la reducción del IVA cultural, cuestión que retomó Iglesias para decir otro tanto en cuanto a productos de primera necesidad. Rajoy mostró el lado débil de su no credibilidad cuando hace esa propuesta tan demagógicamente populista de bajar los impuestos. No están las arcas públicas para ello –ni los bruselenses hombres de negro dispuestos a consentirlo--. Una brevísima alusión mereció el tema de la educación, respecto al cual Sánchez mencionó una vez más la bienintencionada pretensión de pacto educativo. Iglesias perdió una oportunidad de abordar a fondo la difícil situación en que se halla la universidad española.
Pero, aun con todo, fueron desgranándose propuestas, puntos programáticos de unos y otros, haciendo cada cual lo que podía para mostrarse fuerte. Rajoy alardeó de capacidad de gestión, faltándole decir que la veteranía es un grado. Cierto es que su etapa de gobierno está manchada con la corrupción hasta límites desconocidos hoy por hoy, cuestión que llevó a Pedro Sánchez a decirle con razón que debía haber dimitido por ello en su mandato. Pero no se incidió mucho más por ahí. Fue Rajoy el que se enzarzó de manera ridícula con Rivera acerca de si había cobrado o no en negro alguna vez. Impresentable el Rajoy que animaba a Bárcenas, tratando ahora de escabullirse por vía tan fullera.
Salió, claro está, el tema de Cataluña: el referéndum. Rajoy se situó de inmediato en su encastillada defensa de la unidad de España, tan encastillada que es posición inoperante por inmovilista. Se le sumó Rivera, lo que era de esperar. Y Sánchez se fue directo contra Iglesias para reprochar que Podemos apoyara un referéndum en Cataluña situándose así contra la unidad de España. No tenía receptividad alguna, como viene ocurriendo, para siquiera reconocer que Podemos no alienta secesión alguna de Cataluña respecto de España. Todo queda del lado socialista en invocar la reforma constitucional con vagas referencias al federalismo y rehuyendo hablar de plurinacionalidad del Estado.
Con breves comentarios se despacharon cuestiones tan graves como la crisis de los refugiados en Europa y nada serio sobre política de seguridad y defensa. Todo se redujo a sacar a relucir el pacto antiyihadista para acusar a Podemos de no haberlo firmado. Por cierto, fue repetitivo Pedro Sánchez hasta la saciedad con el mensaje –había que colocarlo como fuera-- de que Podemos impidió que él fuera investido presidente del gobierno del cambio al votar “no” a ello junto al PP. Inútil es pretender ganar votos con eso a estas alturas. Más provechoso hubiera sido clarificar la política de pactos, al menos las preferencias, pues a la disyuntiva planteada por Iglesias de que o habría gobierno del PP o gobierno de Podemos con PSOE, o del PSOE con Podemos, según quién ganara más que el otro, Sánchez se limitó a una carcajada que no supo nada bien. Toda su declaración quedaba reducida a afirmar que con el PSOE está garantizado gobierno de cambio, mas sin explicitar nada más sobre pactos. Es la indefinición en que el PSOE se queda encerrado.
La noche siguió avanzando, pero este alicorto debate que no consiguió más mérito que reunir a los respectivos candidatos del PP, PSOE, Ciudadanos y Podemos, ni por asomo tuvo nada de duelo de titanes. Eso sí, acabado el debate…, cada tribu tocó el tam-tam para danzar alrededor de su jefe porque es "el mejor”. ¡Y usted que lo vote!
  1. Lógica ciudadana frente a lógica partidista. Lunes 13 de junio.
Cualquier campaña electoral galvaniza la vida de toda sociedad democrática. El tiempo político adquiere una especial densidad en tanto los partidos, con sus candidaturas, se sitúan en ese campo de batalla que es el de la lucha por el voto de ciudadanos y ciudadanas. Así es, como ahora mismo en España, incluso cuando se viene de un largo recorrido de elecciones anteriores que hay que repetir, de precampañas convertidas en campañas permanentes y de sobredosis de electoralismo que con su exceso contamina toda la dinámica política. Las distintas fuerzas, metidas en faena, se aprestan a intensificar la lógica partidista con la que buscan reforzar sus baluartes en todos los frentes para la dura competencia electoral. Ésta, poco menos que como aquella “guerra de posiciones” con la que Gramsci teorizaba la acción política que había que llevar a cabo para consolidar logros en las instituciones, reclama una actividad tan coordinada como disciplinada por parte de los partidos políticos. Pero la cuestión es espinosa, pues esa misma necesidad se puede convertir, no en virtud, sino en vicio.
¿Dónde está el quid de la cuestión para que la necesidad de coordinación y disciplina se convierta en vicio, en vez de ser virtud? Consideremos cómo funcionan los partidos. Sus respectivos equipos de campaña se afanan por seguir la estrategia diseñada, atentos a los cambios tácticos que haya que hacer. Hay que seguir puntualmente todas las actuaciones de los adversarios para neutralizarlas, hasta el día de las elecciones, cuando, al abrir las urnas, cada cual recogerá su merecido botín en términos de votos. Para todo ello, los candidatos necesitan un buen aparato que se haga cargo de las previsiones de la campaña, desde los mítines, la presencia en la calle, los debates con los rivales y la siempre delicada relación con los medios. Y ahora, el continuo trabajo de las redes sociales, esa nueva ágora social convertida en concurrido espacio político. La logística para tareas tan diversificadas y complejas requiere no sólo inteligencia dedicada a planificar, sino militancia dispuesta al quehacer de apoyo a candidatos y candidatas, teniendo todos al frente a quien en cada caso sea cabeza de lista y, en los grandes partidos, al candidato a la presidencia del gobierno. La militancia, cual ejército de afiliados convertido en tropa de infantería, asume las consignas de los estrategas y hace suyo el argumentario en que el programa se resume. Indispensable. La batalla electoral no permite descuidos; cualquier retroceso puede acarrear una derrota fatal. Todos a una, por tanto, como si cada partido fuera poco menos que una gran partida de partisanos –esos que acapararon la atención de Carl Schmitt a la vez que sentaba cátedra al definir la esencia de la política según la lógica amigo/enemigo--. Es así como la lógica partidista se impone con férrea determinación, mas con pie tan forzado que la hace muy vulnerable en medio de la sociedad actual, con la cultura política que se va abriendo camino.
El talón de Aquiles de la lógica partidista, impregnada de una concepción cuasi-militar de las organizaciones políticas –en el mismo lenguaje se refleja--, es que queda muy lejos de la lógica ciudadana con la que funciona una sociedad adulta, bien informada e institucionalmente organizada. Así, la lógica ciudadana es sensible a la pluralidad, cosa que a la lógica partidista se le suele atragantar; o la lógica ciudadana está abierta al debate y a la crítica, actividades que a la partidista, que tanto gusta cerrar filas, le resultan peligrosas para su pretendida cohesión, por lo que acaba primando actitudes dogmáticas. “Con razón o sin ella, yo con los míos”, suele decir quien está empapado de lógica partidista. “Yo, buscando la verdad con razones que podamos suscribir más allá de fronteras partidarias”, piensa quien ha asumido la lógica ciudadana. Mientras esas dos lógicas vayan por vías divergentes, la ciudadanía se verá distante de los partidos políticos. Y éstos, con sus consignas y argumentarios a cuenta de un interés de parte muy lejano de criterios universalistas, quedan atrapados en una lógica, con frecuencia ilógica, que los ciudadanos no comparten y que muchas veces queda tan lejos de la verdad de los hechos que hasta alimenta el ridículo. Téngase esto presente a la hora de participar en debates electorales, especialmente ante ese público de millones de ciudadanos que concita un debate televisivo.
  1. La derecha sabe, pero no contesta. Domingo 12 de junio.
Hay que erradicar la corrupción política. ¿Pero qué dice el Partido Popular al respecto? En verdad, nada. Vacuas generalidades sobre el traído y llevado regeneracionismo y, a lo sumo, la declaración de algún lumbrera diciendo que eso de la corrupción depende de la (pecaminosa) naturaleza humana. Así, ante preguntas sobre hechos que tocan cuestión tan importante para la sociedad española y la honorabilidad de sus instituciones, el PP guarda silencio. Es decir, se calla todo lo que sabe, empezando por todo lo que sabe acerca de sí mismo. ¿O es que Luis Bárcenas, que era senador del Reino, además de tesorero del PP, no era conocido por nadie y sus actos quedaban en el más profundo secreto? Y de todo eso que queda bajo los rótulos de “Operación Gürtel” u “Operación Púnica”, ¿no hay nada que decir en serio, asumiendo responsabilidades políticas, que de las otras ya se ocupan los tribunales? No vale, como algunos pretenden, recurrir a fórmula tan usual en demoscopia como “no sabe, no contesta”. Sí saben y, siendo así, no contestan. Es más, saben que todos los demás sabemos y, a pesar de ello, no contestan. Si dicen algo es para evitar respuestas fehacientes ante preguntas tales como las que versan sobre la fianza de más de un millón de euros que el PP tiene que abonar por su presunta implicación en los pagos en negro de su economía sumergida. De escándalo.
El caso es que en medio de esta campaña electoral se ha colado una noticia que obliga al PP, y en especial a su candidato a la presidencia del gobierno, a pronunciarse. Hablamos del informe de la OCDE reconociendo que los ajustes aplicados en Europa, como “política de austeridad”, son negativos: frenan la economía hasta tal punto que impiden el necesario crecimiento para salir de la crisis. Justo lo que se viene diciendo desde hace años desde ese lado, considerado antisistema, en el que nos hemos situado los que hemos sido y somos contrarios a los abusos de la troika, al “gobierno de los banqueros” –Habermas dixit--, a la tiranía de los mercados, a la impotencia de la política y, por encima de todo, al castigo hecho caer sobre las espaldas de trabajadores –incluyendo parados--, pensionistas, mujeres, jóvenes…, todos los que han sufrido los recortes de unas políticas democidas. Sin embargo, aun llegando ese mensaje desde la OCDE, el PP no dice nada, es más, se ratifica en las políticas aplicadas, tan destructivas del Estado de bienestar como perjudiciales para la economía, como si todo lo ocurrido no tuviera nada que ver con el gobierno presidido por Rajoy. De nuevo, saben, y saben que sabemos sobre la culpa de tanto sufrimiento inútil, pero no contestan.
Con todo, no debe escapar al más somero análisis que la OCDE, organización del orden capitalista, al recoger en su informe la evidencia de que la llamada austeridad es contraria a la recuperación económica, no deja de alimentar la propia contradicción consistente en declarar a la vez que los recortes practicados fueron necesarios y, por ende, beneficiosos. Ya el FMI nos agasajó en diversos momentos con mensajes contradictorios de ese tipo, para así salvar la cara de los gobiernos neoliberales. Ahora, además, se hace planteando a la vez que no se apriete a un gobierno como el español con sanciones por incumplimiento de normativa antidéficit. Un regalo compensatorio para el PP en campaña. Una vez desenvuelto, lo que queda es que los demás partidos en liza, y la ciudadanía, desarmen el truco del regalo, desvelen la contradicción de la misma OCDE y exijan al PP que conteste.
  1. Socialdemocracia en discusión. Sábado 11 de junio.
Al levantarse por las mañanas, más de un candidato se planta, con la mejor cara que pueda, y pregunta: “Espejito, espejito, ¿hay alguien más socialdemócrata que yo?”. Y el espejo cobra vida de repente para partirse de risa.
La ficción no aguanta en serio una disputa como la que se está planteando en torno a la socialdemocracia. Esa señora lleva en crisis desde 1914, cuando el SPD votó, contra todo lo que había sostenido, los presupuestos para que Alemania entrara en la I Guerra Mundial. Rosa Luxemburg escribió La crisis de la socialdemocracia señalando contradicciones que hasta el día de hoy no se han superado. No obstante, pasada la guerra, no ya la Gran Guerra, sino II Guerra Mundial, la socialdemocracia conoció su esplendor. Fueron años en los que en el centro y norte de Europa hubo clima propicio para, mediante un gran pacto social y un pacto político entre la derecha civilizada (democristiana) y partidos socialdemócratas, construir el Estado de bienestar impulsando políticas acordes con derechos sociales. Las posibilidades de pleno empleo –gracias a una economía mixta y a políticas seriamente redistributivas, así como gracias a una energía barata-- permitieron que cuajara lo que era un pacto entre democracia y capitalismo para frenar presiones revolucionarias que pudieran venir de la órbita comunista.
Ese pasado dejó valiosísima herencia en términos de Estado social. Las cosas empezaron a cambiar con la crisis del petróleo de los setenta, encareciendo costes de producción, y después con la “caída del muro de Berlín” acabando con los regímenes comunistas y dejando el campo abierto para la expansión mundial del mercado capitalista. La revolución informacional suministró la base tecnológica para la globalización. Las coordenadas de la socialdemocracia “clásica” se disiparon, pues su marco era el Estado nacional. Y el neoliberalismo ganó la partida hasta el día de hoy. La socialdemocracia claudicó al aceptar las premisas económicas neoliberales –Tercera Vía--, con la buena intención de mantener políticas sociales. Pero esa cuenta no sale, y ahí está atascada la socialdemocracia europea en una crisis que no remonta.
El PSOE llegó tarde, por las circunstancias de España, a la construcción del Estado de bienestar. Hizo lo que pudo, que no fue poco, mas desde confusa amalgama de planteamientos socialdemócratas y políticas económicas neoliberales. Su debilidad ideológica jugó a favor de una élite escorada hacia posiciones socioliberales. Después, al hilo de la crisis, los ropajes socialdemócratas se sacaron del baúl. Iba de suyo que correspondían a la talla del PSOE. Y en ésas se estaba hasta que aparece Podemos, atemperando su anterior discurso rupturista con propuestas de corte socialdemócrata. Después de todo, sería una buena noticia para la familia, sólo que no es recibida así en plena batalla electoral. Desde el PSOE se percibe como llegada de intrusos para quedarse con la herencia del Abuelo; desde Podemos se pugna para presentar su programa como nueva versión de una socialdemocracia puesta al día. ¡Pues tengan cuidado por ambas partes! Nadie puede ostentar el monopolio de la socialdemocracia como planteamiento ideológico, pero todos deben saber que es una herencia, más allá de las disputas, que necesita radical renovación. Hay que pensar, más allá de coyunturas electorales, cómo reconstruir proyecto socialista en este complejo siglo XXI.
  1. El ‘zas’ del CIS. Viernes 10 de junio.
En el día esperado, en la fecha oportuna, llegó el emisario del CIS y… ¡zas!, con golpe algo violento sobre la mesa, acaparando la atención de quienes impacientes le esperaban, dejó sobre ella los datos de su último estudio. Todos se arrojaron sobre ellos, ansiosos por ver los que afectaban a cada cual, pues si bien cada partido político contaba con información acerca de sus expectativas de voto, ahora se trataba del informe del Centro de Investigaciones Sociológicas, ese organismo “autónomo” que en España depende del Ministerio de la Presidencia. No había quien se privara de criticar los aliños de cocina demoscópica con que los datos de esos informes son tratados, pero en el fondo todos conceden consideración a un análisis con rigor científico sobre muestras suficientemente cuantiosas y variadas. El sesgo gubernamental que haya cada cual se lo descuenta según su criterio. Y ya estaban en ello cuando el susodicho emisario, antes de despedirse, obligó a los congregados a posar su vista en algunos datos que, sin excusas, debían tener en cuenta: la situación económica aparecía valorada como mala o muy mala por un 74,4% de los encuestados y llegaba hasta el 80,7 el porcentaje de quienes valoraban mal o muy mal la situación política.
Se trataba de apabullantes datos para reflexionar, debatir y actuar. Así, cuando cada uno de los allí concitados esperaba que el “zas” del informe del CIS rebotara sobre la cara de alguno de sus adversarios, lo cierto es que el metafórico golpe cuya onda se expandía imparable hizo mella en todos los congregados. Era una advertencia. Sería políticamente mortal para todos ellos pasar por alto el contexto, socialmente duro y económicamente hostil, en cuyo marco los partidos concurrentes a las elecciones debían hilvanar cada uno su texto. Y ello sin edulcorar el fracaso del que se venía y sin juguetear frívolamente con una voluntad ciudadana que ya se manifestó cuando votó en las anteriores elecciones y a la que ahora había que pedirle con sumo respeto que lo hiciera de nuevo. Y no porque los electores se hubieran equivocado, sino porque los elegidos malgastaron en errancia culpable el voto que los llevó al escaño.
Marchó el emisario del CIS no sin detectar, cual mensajero del zar, malévolas miradas de algunos que hasta quisieran matarle –-metafóricamente, por supuesto--, sobre todo las de quienes no podían arrimar los datos de la encuesta a la sardina de sus intereses electorales. En el sondeo, el PP queda como ganador de las elecciones –escandaloso borrón y cuenta nueva sobre su corrupción sistémica--, aunque oscilando entre perder uno o hasta cinco escaños. Ciudadanos, pagando un evidente escoramiento a la derecha que hace que votantes suyos se deslicen más a la derecha, aparece con uno o dos diputados menos. El PSOE, perdido en un mar de indefiniciones sin encontrar el rumbo a pesar de las buenas medidas puntuales registradas en su cuaderno de bitácora, aparece dejando atrás en el Congreso en torno a diez o hasta doce escaños. ¡Ruina! Veremos en qué queda el pronosticado sorpasso por parte de Unidos Podemos, en cuyas filas brindan con proclamas de hegemonía y etiquetas recién impresas de “cuarta socialdemocracia” –la nueva-- ante datos que sí favorecen claramente a la formación morada. Atención: la lucha va a ser agónica, con las miras puestas en quienes desde el graderío contemplan la batalla. Hay en torno a un 34 por ciento de abstencionistas que tienen en sus manos el posible voto más preciado. Y quedan campaña electoral y urnas.
  1. Campaña para una política de verdad. Jueves 9 de junio.
Meses de campaña electoral permanente nos preceden. No obstante, no faltan los rituales, aunque sean en modo un tanto residual, que marcan la inflexión para entrar de nuevo oficialmente en campaña. El calendario emplaza. Y así se activará al máximo la rueda del acelerado girar de actos, discursos, presencia en medios, dejarse ver en las calles por parte de candidatos y candidatas… Sólo cabe esperar que ese girar no se quede en mera repetición de lo mismo, a modo de remedo de la más baja estofa del eterno retorno a pequeña escala. Mal nos irá a la ciudadanía española si en las semanas que median hasta el próximo 26 de junio todo se reduce a confirmar el dicho de que segundas partes nunca fueron buenas.
Estamos ante una nueva convocatoria electoral, tras una más que efímera legislatura, liquidada por agotamiento de los plazos sin que se pudiera formar gobierno. Todos hablaron de fracaso, y toca ahora convertir lo que significa ese diagnóstico en una nueva posibilidad. Por ello, si los protagonistas más destacados de este proceso reiniciado no marcan distancias respecto a lo que supuso el que condujo a las anteriores elecciones generales, será difícil culminarlo con éxito. Elementos nuevos los hay, y algunos de singular relevancia. La coalición de Podemos e IU bajo la denominación de Unidos Podemos marca novedosamente la situación. En gran parte va a condicionar el debate político. Ya lo está haciendo. Será un error, sin embargo, dejar que la campaña electoral se plantee en los términos de con Podemos o contra Podemos. Tal polarización, extraña a la pluralidad generada desde las circunstancias políticas de España en los últimos tiempos, no beneficiaría ni a la misma formación morada. El pluralismo como valor democrático requiere un tratamiento más fino, como espera la inteligencia del electorado.
Estemos, pues, atentos, como los más interesados espectadores, una vez alzado el telón de un drama electoral en el que ciudadanas y ciudadanos no vamos a dejar de ser participantes. No debemos. Y no sólo por el hecho de ir a votar cuando se abran las urnas. Participar es seguir los debates electorales, reclamarlos, interpelar a los candidatos, exigir claridad a los partidos y, en el caso en que se milite en ellos, entrar de lleno en un juego democrático siendo capaces de mantener la exigencia y autoexigencia de que sea limpio. Y que cada cual responda, desde cómo va a quitarse de encima el PP la corrupción en que ha nadado, hasta cómo va a despejar el PSOE las indefiniciones que le aquejan, por ejemplo, en cuanto a política de alianzas. O desde cómo afrontará Podemos la gestión de sus propuestas programáticas, hasta cómo irá Ciudadanos más allá de medidas de regeneración democrática.
Las crisis serán las que no faltarán, aportando sus recurrentes elementos corales: la lucha contra el paro, la recuperación económica, la restitución de los derechos robados, la reconstrucción del dañado proyecto europeo, la reconfiguración constitucional del Estado… Son las cuestiones cruciales que, como decía el Ortega y Gasset en las páginas iniciales de aquella iniciativa suya que puso bajo El Espectador como rótulo, son las propias de una “vida española que nos obliga a la acción política”. Sabemos aquí y ahora que debe ser política de verdad, verdadera política con la verdad por delante. Queremos elecciones sin publicidad engañosa."
submitted by EDUARDOMOLINA to podemos [link] [comments]


2016.04.15 19:27 Cuervo09 Construcción de la realidad.

Colección: Realidad ingenua. Escrito #1 12/1/2016
Cassandra volteo de manera brusca cuando se sorprendió a si misma con su propio reflejo en el espejo. Se acercó al espejo cautelosamente y lo inspecciono de lejos con la intención de asegurarse que el espejo no se encontrara encantado o embrujado. El espejo era grande y rectangular, se podía apreciar desde una palma arriba de sus rodillas hasta el tope de su cabeza, un marco marrón oscuro bordeaba el gran espejo y este se unía a dos mesitas empotradas en la pared; decoradas con el mismo patrón que la pared que se reflejaba en el espejo, dando una extraña ilusión óptica.
Se acercó al espejo hasta quedar muy próxima a él, se miró a ella misma y comenzando en sus ojos contemplo el arduo trabajo de tallado y esculpido que la madre naturaleza había realizado sobre ella. Pasado unos momentos, se percató de la extraña ilusión óptica que las paredes de aquel cuarto de motel hacían con el espejo y los muebles en la pared. Miro a través del espejo la cama medio desarreglada, solo un poco arrugada de la esquina y las almohadas estaban en el piso, pensó en cómo habían llegado y recordó un poco que fue lo que había pasado hacia no mucho esa misma tarde de otoño. Acabado de recordar, paso su mirada a la ropa que había sido arrojada sin cuidado al suelo, sin darse cuenta como, llego al pequeño montón de ropa, se acuclillo y tomo una prenda; se la llevo a la nariz y la olio con decisión. Su blusa ya no olía al perfume que había comprado el fin de semana, gasto un tercio de su paga semanal en él, volvió a oler su blusa mientras pensaba en que iría a reclamar al lugar donde compro ese perfume, permaneció acuclillada y con la prenda pegad al rostro mientras imaginaba como el reclamo por el perfume barato escala a una discusión acalorada que desembocaba en una pelea encarnizada entre ella y la vendedora para luego ser atacada por todas las demás vendedoras, cuando pensaba que ella iba a ser derrotada, entraría su novio de manera heroica y vencería a las vendedoras malvadas, sin golpearlas, para después recogerla a ella del suelo y llevarla al altar dorado de la catedral del pueblo y casarse ahí, paras así vivir en una enorme casa blanca y tener muchos hijos.
Aquella hermosa y perfecta fantasía fue rota por un ruido en el baño que la hizo volver a la realidad, por un momento se asustó al escuchar ese ruido pues pensó que se encontraba sola, luego recordó donde estaba y con quien estaba. En un motel y con su novio. Tomo el resto de la ropa y la puso sobre la mesita que se encontraba empotrada en la pared a la izquierda de la cama. Tomo su bolso y lo puso sobre la cama y se sentó frente a él. Volvió a pensar en donde estaba y con quien estaba, le resultaba obvio que se encontrara en el motel, pues si era culpa del, de su novio. Dudo en meter la mano al gran bolso negro, desistió un poco pero la final la introdujo, solo que no tomo nada ni la busco, solo la puso ahí, en su bolso. Escucho otro ruido, volteo en dirección general hacia el baño, que se encontraba a la derecha de la cama o al fondo si se veía desde la puerta de la cochera y comenzó a pensar, en por que seguía con él. –“heme aquí”- pensó ella, -“tengo 24 años y aún me escondo para tener sexo y divertirme un rato.-“ volteo al cenicero e inspecciono que tanto había quedado del pequeño porro que habían forjado, volvió su mirada hacia la bolsa y una vez más comenzó a pensar en por que se encontraba ahí, en por que aún seguía con él, pensó en todos los buenos momentos que han pasado juntos, las vacaciones, los viajes, las comidas, pero con cada recuerdo que le traía una sonrisa aparecía uno o dos recuerdos que le habían regalado una o dos noches de llanto incontrolable al principio, luego solo fueron sollozos para pasar a ser solo noches intranquilas que la remetían a pensar en que es lo que hacía y a donde iba. Por fin tomo sin mucho interés aquello que buscaba en su bolso, saco una pequeña y delgada bolsa de plástico y de ella saco un conjunto de ropa interior hecha de una tela delgada y muy transparente, la tela era algo rasposa y seca al tacto, era visible que estaba hecha de material barato. Barato.-“ Por qué no me sorprende?”- recordó todas esas veces que se tuvo que conformar con algo barato o algo de poco valor, no es que quisieras cosas costosas o lujosas, solo quería sentir que era especial una que otra vez, contemplo el trozo de tela, se levantó de la cama y tomo el cenicero, levanto el porro con la misma mano que sostenía aquella delgada y frágil tela, recogió el encendedor de la mesa en la pared y prendió el cigarrillo, aspiro bastante humo, se inclinó un poco y puso el encendedor junto con el cigarrillo dentro del cenicero de metal. Camino hacia el espejo, se paró firmemente frente al espejo, soltó el humo y como antes, comenzó a mirar su cuerpo, primero criticando sus imperfecciones, una mancha en la piel, una arruga por allá y otra por acá, paso un rato buscando y recordando cómo es que se había hecho aquella arruga, mancha o marca en su cuerpo, de pronto llego a una marca poco común y muy peculiar, tardo un poco en reconocerla. Paso su dedo índice sobe la cicatriz que tenía sobre la pierna izquierda, acomodo su mano de una manera rara, la volteo para poder ver su palma y en ese momento sintió un deja va, seguido de una extraña sensación en su cabeza, se incorporó despacio y miro en sin prestar atención en algún punto en particular su cuerpo, abrió los brazos y junto los pies hasta formar una extraña y rechoncha cruz, se vio en el espejo y la tenue luz que las pequeñas lámparas despedía le daban un aspecto siniestro, se miró un poco más, corrigió su postura y colgó un poco la cabeza y pensó que ella podría ser una buena personificación de Jesucristo, acto seguido bajo los brazos y de disculpo de manera rápida por haber blasfemado de aquella manera.
Bajo la mirada y esta vez miro la cicatriz directamente en su pierna, la repaso con sus dedos y el deja va se volvió un recuerdo que evoco a una etapa de su vida que ya no recordaba o si la recordaba era porque volvía a ella. Por un pequeño momento que aun así le pareció demasiado largo, recordó aquella vez que corto de más, que por un momento pensó que iba a morir y no sabía que le asustaba más: el estar feliz porque al fin iba a poder dormir sin preocupaciones o pensar en que en verdad esa vez iba morir. Termino de recordar con tristeza, intento pensar en algo que la animara y volteo al cuarto para buscar algo y al no encontrarlo se dijo a si misma –“por qué no me morí esa vez, de saber cómo iba a terminar…-“y se disculpó de inmediato por haber pensado en eso. Volvió a intentar pensar en algo positivo de su día pero no encontró nada, se preguntó si estaba siendo pesimista o si en verdad no había nada en su día por lo cual estar feliz.
Tomo la ropa interior de tela fea y comenzó a vestirse, se estaba incorporando para subir la parte inferior de su juego de lencería cuando encontró una pequeña cicatriz con relieve y que había hecho cambiar el color de la piel de la zona cercana a ella, en su mano derecha. La miro con interés y recordó cuando se cortó con un cuchillo muy afilado, pero que él, su novio, le había ayudado a curarla y él había terminado la comida y que al final a pesar de haberse lastimado de manera grave, resulto ser un buen día por que ella había ayudado y consentido demasiado. De pronto comenzó a recordar muchas otras cosas más, como el día que él se salió del trabajo para ir por ella a otro lado o el día que él no fue con sus amigos para perderla llevar y recoger de otro lugar donde se encontraba ella, o el día que se enfermó por que se mojó tanto por que le presto su chamarra porque ella no quiso llevar la suya porque no le quiso hacer caso y llevar una chamarra porque iba a llover, o el día que la llevo por primera vez de vacaciones y muchas otras ocasiones donde ella afirmaba que esas fueron las razones por las cuales se enamoró de él.
Escucho otro ruido en el baño y una vez más pensó en que hacía con su vida, a donde se dirigía. Comenzó a estirar la ropa sin interés y sin prestar atención hasta que se hizo una pequeña fractura cerca de una costura y recordó todas aquellas veces que su corazón se había roto por culpa de él, la primera vez que le grito, el día que andaba de mal humor y se enojó y se pelearon en público. El día que encontró mensajes de otra mujer en su celular, la vez que se embriago y la dejo en una fiesta, o la vez que le desprecio una comida que tardo toda la mañana preparando. No se percató en que momento camino hasta la cama, se sentó y vio que se encontraba puesto a medias su conjunto, termino de vestirse y una vez se acercó al espejo, se acomodó lo que se tenía que acomodar, se arregló el cabello, pensó en llevarlo recogido pero decidió dejarlo suelto. Se retiró del espejo para ir a su bolsa y tomar un colorete, regreso al espejo, se miró y pinto sus labios con cuidado, intentando seguir la curvatura natural de los mismos. Se miró al espejo y decidió que se veía bien, se aproximó a su bolso que se encontraba en la cama y pensó en sí debería ponerse los zapatos de tacón alto que llevaba pero decidió en no hacerlo, no quería que se fueran a maltratar con el agua del jacuzzi del baño. Se acercó al espejo una vez más, se plantó de frente separo un poco los pies, puso sus manos en su cintura y se observó de cuerpo entero por primera vez. –“pues si no estoy tan madreada.”- pensó la afligida y morena muchacha, dio media vuelta y se aseguró que todo estuviera en su lugar. Camino hasta la cama y siguió pensando en que hacia ahí, con esa ropa barata y de tan mal gusto puesta. –“no esta tan mal”- dijo en voz alta. Recorrió el cuarto con su mirada como si buscase algo que le diera la razón a sus pensamientos, se levantó sin ánimo y recogió lo que ella supuso correctamente que era la ropa de su novio. La arrojo hasta la mesa donde se encontraba la ropa de ella y volvió a sentarse en la cama pero pronto se acomodó y se recostó. Continuaba dándole vueltas en su cabeza al tema que ya había discutido consigo misma y con algunas de sus amigas, intentaba repasar lo que ellas le habían dicho pero no recordaba todo del todo, recordaba frases o algunas palabras, no sabía si debía a su mala memoria o que simplemente estaba pacheca. Verdaderamente no sabía que hacer o cómo actuar, desde hacía algún tiempo que ella no se sentía segura en la relación, no es que hubiese otro ni nada por el estilo, era solo que el ya no era como antes, ella percibía que habían caído en una rutina, tal día se veían, el otro iban al cine, el otro a comer o cenar y el fin de semana: follaban. No es que ella quisiera algo mejor, solo quería que la relación volviera a ese punto donde todo se sentía espontaneo, casi mágico. Ella se lo había mencionado a él, hacía ya también algún tiempo pero nada había cambiado o habían cambiado para mal, se habían distanciado un poco, hablaban menos. No sospechaba que existiera otra, el, su novio, no tenía tanto tiempo libre o dinero como para mantener una segunda relación.
Ella creía realmente en que habían caído en una rutina, que todo era cuestión de hacer cosas diferentes, -“como hoy”- se dijo a sí misma. Que se suponía que había comprado ese conjunto para aviar un poco mas la llama, que no es que fuera necesario, pero quería hacer algo dieferente, -“quizá podría bailarle algo”- dijo en voz alta. Se percató que movía los pies en un tono más animado, se incorporó y se levantó de la cama, saco un pequeña charola de plástico de una bolsa más grande y puso sobre ella una variedad de botanas saladas y dulces. La puso sobre la cama y se aproximó una última vez al espejo para peinarse, arreglarse y acomodarse lo que se tuviera que peinar, arreglar y acomodar. Miro el reflejo del cuarto en el espejo, paso su mirada por la charola de botana y luego recorrió el cuarto, aun buscando alguna respuesta. Camino hasta la cama y tomo un cacahuete salado, se lo metió a la boca y mastico lentamente mientras se volvía a sentar en la cama. Pensó en si estaba haciendo lo correcto, se levantó con desespero al no poder tomar una decisión, camino hasta donde se encontraba su bolsa, la tomo y metió su mano derecha para buscar su celular. Saco su celular y pensó en llamar a su mejor amiga, luego recordó que ella aun no salía del trabajo; comenzó a vagar por los contenidos de su celular como si este pudiera albergar una respuesta, se encontró con fotos y canciones que ya no recordaba. De pronto llego a una foto que tenía mucho que no veía. Era una foto de ella y el en la feria, una de sus primeras citas, aun en esa foto se podía percibir que algo no estaba bien con él, no sabía si era la sonrisa de él que de alguna manera y sin saber por qué no parecía normal, pero tampoco forzada, quizá solo su rostro no tenía una manera de sonreír. Recorrió el rostro de su novio con atención, intento registrar cada detalle que notaba extraño en esa foto; busco una foto más reciente y al comparar los detalles que encontró que la expresión era la misma, busco otra foto y encontró lo mismo. –“quizá solo sale raro en las fotos-“Regreso a la foto de la feria y recordó lo bien que se la habían pasado ese día, recordó el oso de peluche que el gano para ella en un jueguito de tiro al blanco.
Dejo el celular en su bolso y se llevó las manos al rostro, no sabía qué hacer, se encontraba perdida. Levanto una vez más el porro y lo encendió, le dio un par jalones pero solamente porque ya no quedaba nada en ese pequeño porro. Agarro la charola de botanas y la volvió a colocar inmediatamente en la cama, camino hasta la bolsa de donde saco la comida y tomo dos cervezas de una bolsa de plástico que tenía hielo unas cervezas más. Las coloco en la charola y la levanto, y se enfilo al baño. El recorrido de la cama al baño le pareció más largo y letárgico que de costumbre, continuaba pensando en si era lo correcto, continuo recordando la tarde de ese día que fueron a la feria y se le ilumino un poco el rostro, se detuvo un poco antes de entrar al baño, para componer su estado emocional principalmente, pensó en entrar pero se detuvo un poco más, como si esperara instrucciones. Bajo la mirada y volvió a pensar en aquel día, pensó en que a lo mejor no todo estaba tan mal, pensó en que quizá si ella cambiaba un poco el la seguiría y si no pues ni modo, -“él se la pierde”- se dijo a sí misma, pensó que eso haría, que estaría bien consigo misma para que las cosas fluyeran de mejor manera y quizá así volver a tener mejores ratos, tardes más agradables y noches más memorables.
Se decidió entrar al baño y justo cuando esta cruzaba el umbral de la puerta, una figura la sorprendió haciendo que tirara la charola de dulces y botanas saladas, las cuales se regaron por todo el piso de azulejo del baño. Se molestó un poco, bajo los brazos y miro con enfado a su novio, quien había sido el que la había asustado, ella rio primero, le dijo que iba por el bote de basura para recoger todo lo que había en el suelo, camino recoger al bote de basura pensó que como iba a tener historias tan raras o graciosas con alguien más que no fuera el, pensó que estaba bien donde estaba, se encontraba con alguien con quien compartía gustos y disgusto y la mayoría de las veces sino es que siempre pasaban un buen rato juntos, ebrios o sobrios. Al regresar al baño encontró a su novio doblado hacia enfrente por la cintura en una manera extraña y este se encontraba recogiendo, no, comiendo las botanas del suelo, como si fuera un ave. Fue en ese preciso momento cuando Cassandra descubrió que su novio en realidad era un gran pollo.
Dime tú Kikiri Boo, por qué no eres un pollo más normal, usas disfraces quieres ser humano, y no eres un hombre eres Kikiri Boo. Referencia: https://youtu.be/6qgvwaCl0S4?t=7s
submitted by Cuervo09 to TechoBlanco [link] [comments]


2015.09.12 00:56 Thirdworldtrash Algunos discursos de Allende

1) “YO NO SOY EL PRESIDENTE DE TODOS LOS CHILENOS” “Yo soy Presidente de la Unidad Popular. Pero no soy el Presidente de todos los chilenos. No soy el hipócrita que lo dice, no. Yo no soy el Presidente de todos los chilenos” (Salvador Allende, Discurso de Valparaíso, El Siglo, 7 de febrero de 1972)
2) LA VERDAD NO, LA REVOLUCION SÍ “La objetividad no debería existir en el periodismo”, porque “el deber supremo del periodista de izquierda no es servir a la verdad, sino a la revolución”. (Salvador Allende, Discurso en el Primer Congreso Nacional de Periodistas de Izquierda. El Mercurio, 9 de abril de 1971).
3) DEL TRAJE BURGUÉS A LA METRALLA DEL GUERRILLERO
“Lo he dicho aún antes de nuestra victoria, la lucha revolucionaria puede ser el foco guerrillero, puede ser la lucha insurreccional urbana, puede ser la guerrilla del pueblo (sic), la insurgencia como el cauce electoral; depende del contenido que se le de. Entonces, frente a algunos países no hay otra posibilidad que la lucha armada. (Debray:) Personalmente he visto, he sentido tu victoria, como un aliento para seguir luchando, sea como sea. (Allende:) Evidente, los has interpretado bien”. (Salvador Allende, en entrevista a Regis Debray, en Punto Final, 16 de marzo de 1971)
“La lucha por el poder es el objetivo estratégico que el Partido Socialista ha de desarrollar en esta generación. La vía violenta es la única posible para asegurar el triunfo de la revolución y su mantención en el poder. La vía electoral sólo debe usarse como un medio de agitación y de propaganda, subordinada al camino de las armas. El PS debe adecuar su organización a esta nueva estrategia y organizar de inmediato sus milicias”. (Salvador Allende, Clodomiro Almeida y Aniceto Rodríguez, máximos dirigentes del PS chileno, in El Mercurio, 28 de febrero de 1967).
“Nuestra vía o nuestro camino tiene particularidades muy específicas, pero se rige a su vez por las leyes generales de toda revolución que tiene un objetivo socialista, leyes éstas que han sido desentrañadas por el marxismo leninismo”. (Salvador Allende, discurso en la IX Conferencia Nacional de las Juventudes Comunistas, en diario El Siglo, 19 de junio de 1971)
4) HOY LE TOCA A CHILE, AYER A RUSIA Y A CUBA
“Las circunstancias de Rusia en el año 17 y de Chile en el presente son muy distintas. Sin embargo, el desafío histórico es semejante. La Rusia del año 17 tomó las decisiones que más afectaron a la historia contemporánea. (....) Como Rusia entonces, Chile se encuentra ante la necesidad de iniciar una manera nueva de construir la sociedad socialista. Chile es hoy la primera nación de la tierra llamada a conformar el segundo modelo de transición a la sociedad socialista” (Salvador Allende, Primer Mensaje al Congreso Pleno, 21 de mayo de 1971. Folleto publicado por la consejería de difusión de la Presidencia de la República, Santiago de Chile, 1971)
5) LA ESTRATEGIA DE ALLENDE: DESDE DENTRO DE LA DEMOCRACIA BURGUESA ENCONTRAR LOS CAMINOS PARA TRANSFORMAR RADICALMENTE SUS ESTRUCTURAS.
“Hemos llegado al Gobierno y avanzamos a la conquista del poder. La victoria alcanzada en las urnas implica, una gran responsabilidad, y yo quiero que se entienda muy bien, muy claramente. Desde luego, que se sepa, que se aprecie, que se medite lo que significa que un pueblo por vez primera en la historia, dentro de los cauces legales y de las leyes, de la democracia burguesa haya alcanzado el Gobierno para transformar la sociedad e ir abriendo camino a las profundas transformaciones estructurales que conduzcan al socialismo." (Discurso pronunciado en la Plaza Bulnes de Santiago el 1º de mayo de 1971, Día Internacional del Trabajo. Folleto publicado por la Consejería de Difusión de la Presidencia de la República, Santiago de Chile, 1971)
“Algunos han pretendido que el segundo camino hacia el socialismo excluye la dictadura del proletariado y han buscado amparo en las palabras presidenciales. Ésta ha sido una vieja pretensión que en los hechos ha sido infecunda.” Y en relación a táctica a seguir: “la intimidación consiste en la acción de amenazar –directa o indirectamente- al adversario con un mal futuro posible, a fin de provocar una conducta determinada de su parte. Como alguien dijo, ha habido revoluciones que fracasaron porque tuvieron miedo de infundir miedo en sus enemigos. El miedo desarma: hay momentos en que el poder revolucionario puede legítimamente utilizar la intimidación”. (José Antonio Viera-Gallo Q., Subsecretario de Justicia de Allende, in “El segundo camino hacia el socialismo”, en CEREN Nº 15, número especial sobre Revolución y Legalidad, Universidad Católica de Chile, 1972, p. 160)
6) UNA REVOLUCION INTEGRAL, Y NO SOLO POLITICA, PARA PENETRAR EN LA CONCIENCIA DE LAS MASAS.
“Una revolución simplemente política puede consumarse en pocas semanas. Una revolución social y económica exige años. Los indispensables para penetrar en la conciencia de las masas. Para organizar las nuevas estructuras, hacerlas operantes y ajustarlas a las otras. Imaginar que se pueden saltar las fases intermedias es utópico. No es posible destruir una estructura social y económica, una institución social preexistente, sin antes haber desarrollado mínimamente la de reemplazo”. (Primer Mensaje al Congreso Pleno, 21 de mayo de 1971. Folleto publicado por la consejería de difusión de la Presidencia de la República, Santiago de Chile, 1971)
7) ALLENDE NOTIFICA ENTRE LINEAS AL CONGRESO NACIONAL: SI NO SE ACEPTAN LAS TRANSFORMACIONES SOCIALISTAS VENDRA LA FRACTURA VIOLENTA DE LA JURIDICIDAD.
“Nuestro sistema legal debe ser modificado. De ahí la gran responsabilidad de las cámaras en la hora presente: contribuir a que no se bloquee la transformación de nuestro sistema jurídico. Del realismo del Congreso depende, en gran medida, que a la legalidad capitalista suceda la legalidad socialista conforme a las transformaciones socioeconómicas que estamos implantando, sin que una fractura violenta de la juridicidad abra las puertas a arbitrariedades y excesos que, responsablemente, queremos evitar”. (Idem)
8) EL ASEDIO A LA CONTINUIDAD INSTITUCIONAL Y AL ESTADO DE DERECHO
“Si la violencia, interna o externa, la violencia en cualquiera de sus formas, física, económica, social o política, Llegara a amenazar nuestro normal desarrollo y las conquistas de los trabajadores, correrían el más serio peligro la continuidad institucional, el Estado de derecho, las libertades políticas y el pluralismo. El combate por la emancipación social o por la libre determinación de nuestro pueblo adoptaría obligatoriamente manifestaciones distintas de lo que con legítimo orgullo y realismo histórico, denominamos la vía chilena hacia el socialismo. La resuelta actitud del Gobierno, la energía revolucionaria del pueblo, la firmeza democrática de las Fuerzas Armadas y de Carabineros, velarán porque Chile avance con seguridad por el camino de su liberación”. (Idem)
*9) NADA QUEDARÁ SIN TOCAR, TODO DEBE SER MODIFICADO. *
“Todo un sistema normativo debe ser modificado y un conjunto de medidas administrativas ser puesto en práctica para ordenar las nuevas necesidades. El sistema bancario, el financiero, el régimen laboral, el de seguridad social, la administración regional, provincial, municipal y comercial, los sistemas de salud y educacionales, la legislación agraria e industrial, el sistema de planificación, la misma estructura administrativa del Estado, la propia Constitución Política, no corresponden ya a la exigencia que los cambios instaurados están planteando." (Salvador Allende, Segundo Mensaje al Congreso Pleno, 21 de mayo de 1972. Folleto publicado por la consejería de difusión de la Presidencia de la República, Santiago de Chile, 1972)
10) UNA TRANSFORMACIÓN TOTAL
“El Programa de la Unidad Popular y, por consiguiente, el Gobierno, están plenamente de acuerdo con la afirmación del Informe de que la transformación total del sistema actual exige un salto cualitativo. Efectivamente, y precisamente esa dimensión es la que dará a nuestra política su significado revolucionario." (Salvador Allende, Informe leído el 18 de marzo al Pleno del PS, en Algarrobo; publicado como folleto por el Departamento de Educación Política del PS, abril de 1972)
11) UNA TRANSFORMACIÓN RADICAL: NUEVA MORAL Y NUEVA PATRIA.
“Si la victoria no era fácil, difícil será consolidar nuestro triunfo y construir la nueva sociedad, la nueva convivencia social, la nueva moral y la nueva patria. Pero yo sé que ustedes, que hicieron posible que el pueblo (sic) sea Gobierno, tendrán la responsabilidad histórica de realizar lo que Chile anhela”. (Salvador Allende, Discurso de la Victoria, 5 de septiembre de 1970)
12) LA LUCHA DE CLASES, PREMISA DE LAS POLITICAS PUBLICAS
“El Gobierno Popular inspira su política en una premisa artificialmente negada por algunos: la existencia de clases y de sectores sociales con intereses antagónicos y excluyentes, y la existencia de un nivel político desigual en el seno de una misma clase o sector”. (Salvador Allende, Discurso de la Victoria, 5 de septiembre de 1970; La nación, 6 de septiembre de 1973)
13) El PODER LEGISLATIVO NO SIRVE .....
“El Congreso es la barricada desde donde han actuado para maniatar al gobierno Popular e impedir que cumpla su programa...” (Salvador Allende, Discurso ante el pueblo de Santiago el 22 de junio de 1973, publicado en El Siglo, 23 de junio de 1973)
14) EL PODER JUDICIAL TAMPOCO ....
“El Poder Judicial tiene que darse cuenta él que no puede ser un factor negativo. Que las leyes de un siglo atrás no pueden aplicarse ahora, así, implacablemente ..., que los jueces tienen que entender que las mareas de la historia no se detienen a través de códigos caducos y leyes dictadas para otra realidad. (idem)
15) LA CONSTRUCCIÓN SOCIALISTA EXIGE QUE EL CHILENO ACEPTE EL DESABASTECIMIENTO
"Los jóvenes tienen que darse cuanta que en ningún país revolucionario del mundo, en condiciones muy diferentes a las nuestras, donde el poder estuvo, desde el comienzo, en las manos de los gobernantes revolucionarios, se ha podido construir el socialismo, sino después de largos años de esfuerzo y sacrificio. Las generaciones que construyen la nueva sociedad tienen que entender que la construcción socialista obliga a un sacrificio que a veces tiene que ser heroico. Tienen que darse cuenta, en el terreno de las cosas que golpean muchas veces a la gente. Como por ejemplo el problema de los abastecimientos”. (Salvador Allende, Discurso a los estudiantes de la Universidad de Concepción, 4 de mayo de 1972, en Discursos. Salvador Allende, La Habana, 1975)
16) LA MUJER CHILENA DESCONFÍA DE LA UNIDAD POPULAR: HAY QUE CONCIENTIZARLA.
“En el caso concreto de Chile, me inquieta profundamente el hecho de que la mujer no haya entendido que ella será la beneficiada en forma más extraordinaria por el proceso de cambios revolucionarios de Chile. Una nueva moral, una nueva relación en el trato humano entre el hombre y la mujer, una concepción de respeto a la compañera. ..... Sin embargo, la mujer no los mira con esa claridad; teme a la Revolución. Es gran tarea, es una enorme tarea la de atraerla conscientemente". (Salvador Allende, Discurso a los estudiantes de la Universidad de Concepción, 4 de mayo de 1972, en Discursos. Salvador Allende, La Habana, 1975)
17) “COMO PRESIDENTE DE LA REPUBLICA YO LES DIGO A ESOS DESQUICIADOS....”
“Con la responsabilidad que tengo, como Presidente de la República, yo les digo a esos desquiciados que moderen su actitud, y le digo al pueblo de Chile que si he invitado a Fidel Castro es porque el pueblo de Chile quiere a Cuba, quiere a su revolución, sabe que es hermano en la esperanza y en el dolor (Salvador Allende, Discurso pronunciado en el Estadio Nacional de Santiago el 4 de noviembre de 1971, en Salvador Allende. Su pensamiento político, Santiago de Chile, 1972)
18) ORGANIZACIONES DEL “PODER POPULAR” PARALELO AL PODER DEL ESTADO PARA EL CONTROL DE LA POBLACION
“Necesitamos un mayor control en la distribución de los productos. Oíganlo bien, aquellos que creen que yo a veces vacilo: hay que fortalecer al poder popular (...). Hay que fortalecer los cordones industriales, pero no como fuerza paralela al Gobierno, sino como fuerza popular junto a las fuerzas del Gobierno.” (Salvador Allende, Discurso en el 40 aniversario del PS; publicado en el Boletín del Comité Central. Partido Socialista Nº 34-35, abril – mayo 1973)
«Los Comités de la Unidad Popular deben prepararse para la defensa de la región geográfica en la que les corresponde actuar. Deben plantearse, por lo tanto, tareas de tipo militar. La directiva del comité, sin que lo sepan necesariamente todos sus miembros, deberían hacer un fichaje de todos los instrumentos técnicos de que se dispone. Deberían destacar un grupo dentro del comité, el más decidido y de mayor iniciativa, para las tareas directamente militares. El resto del comité debería desempeñar una tarea de vigilancia constante del sector en que les corresponde actuar». («Tareas de los Comités de la Unidad Popular», Punto Final N" 115, 13 de octubre de 1970)
19) CONTRA LOS OPOSITORES: PRIMERO LA LEY, DESPUÉS LA VIOLENCIA REVOLUCIONARIA
“Y he dicho allí y lo he dicho en Chile, que nosotros –que no queremos la violencia- a la contrarrevolución y a la violencia reaccionaria (sic) responderemos utilizando primero la ley, después utilizaremos la violencia revolucionaria”. (Salvador Allende, Discurso en la Plaza de la Revolución de La Habana, pronunciado el 13 de diciembre de 1972, publicado en Boletín del Comité Central. Partido Socialista, Nº 30, enero de 1973).
20) CONTRA LOS OPOSITORES: UTILIZAREMOS LAS FUERZAS ARMADAS Y LAS “FUERZAS DE REFUERZO”...
“Nunca hubo un acto nuestro en que destruyéramos un vidrio (sic), abolláramos un automóvil (sic) o nos lanzáramos contra un edificio (sic). Pero que lo sepan. Que lo entiendan una vez por todas: si desatan la violencia contrarrevolucionaria, utilizaremos las fuerzas que tiene el Estado y las fuerzas de refuerzo del pueblo: ¡utilizaremos la fuerza revolucionaria!” (Salvador Allende, Discurso en Santiago el 22 de junio de 1973, publicado en El Siglo, 23 de junio de 1973)
*21) CONTRA LOS OBREROS: QUE NO ESTIREN LA CUERDA, QUE NO NOS AMENACEN CON HUELGAS. *
"Que no alteren las cosas, que no estiren la cuerda, que no nos amenacen con huelgas, porque si van a huelga les vamos a aplicar la Ley de Seguridad Interior del Estado. Y yo apelo a los supervisores que no están en ese predicamento, apelo a los obreros y empleados del cobre, apelo a mis compañeros del metal rojo. Ellos tienen que estar vigilantes, ellos tienen que estar en pie de guerra. Si los supervisores van a la huelga, no se pararán las minas; las minas seguirán trabajando. Yo sé que éste es el único lenguaje que cabe, o sea, el de un compañero de ustedes que ejerce la tarea de Presidente de la República." (Salvador Allende, Intervención del 7 de febrero de 1970 en el Consultivo Nacional de la Confederación de Trabajadores del Cobre)
22) APLASTAR A LOS OPOSITORES POR LA FUERZA
“¡Como Presidente de la República, como militante del Partido Socialista y de la lucha social, combatiré implacablemente al fascismo(sic), penetraremos en sus madrigueras, aplastaremos su insolencia, defenderemos Chile, compañeros!”. “Será con la unidad combativa del pueblo (sic), con la decisión de las Fuerzas Armadas y de Orden –que tienen que acatar por mandato histórico de la Constitución y de la ley- que levantaremos una barrera infranqueable a las turbias maniobras de los fascistas (sic) y los reaccionarios (sic) que los apoyan” (Salvador Allende, Discurso ante el pueblo de Santiago el 22 de junio de 1973, publicado en El Siglo, 23 de junio de 1973)
23) LA REVOLUCION ALLENDISTA: TAMBIÉN CON EL MACHETE EN LA MANO
“Cuando América sienta el llamado de la Historia, entonces hablaremos el lenguaje común y entonces estará presente en la plenitud de sus derechos el pueblo revolucionario que con el machete en la mano desbrozó la maleza imperialista para levantar la caña fresca y dulce de la amistad latinoamericana. ¡Viva Cuba Revolucionaria! ¡Vivan los jefes y el pueblo revolucionario! ¡Gracias, compañero y amigo, comandante de la esperanza latinoamericana, Fidel Castro! (Salvador Allende, Discurso en la Plaza de la Revolución de La Habana, pronunciado el 13 de diciembre de 1972, publicado en Boletín del Comité Central. Partido Socialista, Nº 30, enero de 1973).
24) FIDEL NOS ENSEÑO QUE LA REVOLUCION MARXISTA ES SACRIFICIO. EL DEBER DE ENTREGARSE A ELLA PLENAMENTE
“Ya hace cerca de un año el pueblo de Cuba estuvo en Chile en la persona del comandante Fidel Castro y de una delegación que visitara nuestra patria. Allá (en Chile) Fidel, como era lógico imaginarse, recibió el embate insolente de los pro imperialistas (sic) y los profascistas (sic)..... (Pero) hizo entender a muchos que la revolución es sacrificio, generosidad, renunciamiento; que los revolucionarios tienen que sentir la necesidad de entregarse plenamente para afianzar la independencia de su patria.... Por eso la presencia de Fidel significó fortalecer la fe revolucionaria del pueblo chileno y la fe revolucionaria de los pueblos latinoamericanos” (Discurso en la Plaza de la Revolución de La Habana, pronunciado el 13 de diciembre de 1972, publicado en Boletín del Comité Central. Partido Socialista, Nº 30, enero de 1973).
25) CUBA, EL EJEMPLO SEÑERO QUE DEBE SEGUIR CHILE. FIDEL CASTRO: SÍNTESIS DEL PUEBLO
“Vine, por vez primera, en enero de 1959 y prácticamente todos los años, hasta 1968, concurrí a Cuba para estar junto a su pueblo y ver cómo se afianzaba su conciencia revolucionaria, cómo los conductores de la revolución y cómo Fidel Castro daban el ejemplo de una voluntad creadora para derrotar al imperialismo (sic) y hablar el lenguaje de solidaridad (sic) a través del mundo”. “Creo que tengo derecho, y me honro al hacerlo, a decir que fui amigo del comandante Ernesto Che Guevara. (Aplausos.) Y guardo un ejemplar de su libro Guerra de guerrillas, que me dedicara fraternalmente. Y con su espíritu amplio, me decía allí con su letra dibujada por la fraternidad: “A Salvador Allende, que por otros medios busca lo mismo. Afectuosamente, Che”. (Aplausos.) Aquí, en Cuba, apareció el hombre, síntesis del pueblo (sic): ¡Fidel Castro! (Aplausos.) Cuba enseña a América Latina y al mundo su clara concepción del internacionalismo proletario. Y porque hay esa nueva moral, porque hay esa nueva conciencia, porque está aquí latiendo la voluntad revolucionaria ejemplar de un pueblo”. (Salvador Allende, Discurso en la Plaza de la Revolución de La Habana, pronunciado el 13 de diciembre de 1972, publicado en Boletín del Comité Central. Partido Socialista, Nº 30, enero de 1973).
26) LA EDUCACIÓN CONSISTE EN “BEBER LA DOCTRINA REVOLUCIONARIA”
“Necesitamos que la gente se capacite y que beba la doctrina revolucionaria, porque sin ella –como decía hace un instante- no hay acción revolucionaria. Pero que la adapte a la realidad, que la coloque frente a los hechos diarios de la vida. Cuesta muy poco leerse el Manifiesto Comunista. Es más duro leerse El Capital y entenderlo. Pero, ni basta leer El Capital –y son pocos los que lo han leído- ni basta haberse leído unos cuantos libros para pensar que se tiene el bagaje suficiente para poder orientar y definir una táctica o una estrategia”
27) NO HAY VUELTA ATRÁS, CON ELECCIONES O CONTRA ELLAS.
“¡Nada ni nadie podrá impedir que este proceso se convierta en una revolución! No hemos sometido a plebiscito la revolución chilena. Las revoluciones no se hacen por votaciones”. (Carlos Altamirano, Secretario General del Partido Socialista chileno, Discurso a la Juventud Socialista, 9 de febrero de 1973)
“La Unidad Popular no tiene por objetivo buscar combinaciones para enfrentar mancomunados los próximos eventos electorales, aunque debe comprender la obligación de actuar también unidos en tales combates... Su objetivo no es otro que abrir paso a la revolución chilena y tiene vigencia, por lo tanto, haya o no elecciones de por medio y fuera y dentro del marco de las lides electorales”. (Luis Corvalán, en declaraciones a El Mercurio, 6 de agosto de 1969)
“No podemos caer en la ingenuidad de creer que podemos construir el socialismo a través de las actuales instituciones y de las veinte mil leyes que existen. Sostener que la actual correlación de fuerzas puede dar lugar a un largo desarrollo, estable y tranquilo, no es solo una ingenuidad sino que es una posición reformista y aventurera... Para los revolucionarios la solución no está en esconder o negar el objetivo de la toma del poder y del socialismo, sino en educar y preparar a las masas para lograrlo; si la revolución implica un tránsito violento en cualquier etapa, lo correcto no es negar la revolución a nombre del “menor costo”, sino enfrentar la violencia organizadamente, que es la única forma en que el pueblo (sic) sufre menos y el costo social es menor”. (Pleno Nacional del Partido Socialista, marzo de1972)
“Que nadie se equivoque. La clase obrera (sic) y el pueblo (sic) no permitirán la vuelta atrás. En cualquier circunstancia pelearán, con la firme decisión de aplastar todo intento sedicioso. Los fascistas (sic) ya están notificados. No pasarán. Los que vengan por lana saldrán trasquilados». (Luis Corvalán, Secretario General del Partido Comunista chileno, Discurso en los 50 años del PC en Chile, citado en Farías, Víctor; «La Izquierda Chilena»..., Centro de Estudios Públicos, Santiago, Chile, 2000, tomo III, p. 1. 777.
“Camaradas, el compañero Víctor Díaz dijo: “compañero Allende, dele para adelante”. Yo le voy a echar para adelante; no le voy a poner el pie al freno, camaradas. Pero que lo sepan de una vez por todas, Sobre todo los militantes de la Unidad Popular: aquí hay un Gobierno y un Presidente, y si yo le echo para adelante, es porque tengo los pantalones bien amarrados y no acepto... (Y perdón, Señor cardenal Silva Henríquez, por esta expresión, pero yo sé que usted me entiende y la comparte.).... (Salvador Allende, Discurso pronunciado en la Plaza Bulnes de Santiago el 1º de mayo de 1971, Día Internacional del Trabajo. Folleto publicado por la Consejería de Difusión de la Presidencia de la República, Santiago de Chile, 1971)
submitted by Thirdworldtrash to chile [link] [comments]


2013.06.25 21:41 dimensionargentina La ultima carta del Doctor Favaloro

Hace poco lei la carta que escribió Favaloro antes de suicidarse de un tiro al corazón. Es muy interesante y tira muchas verdades que todos sospechamos. Increíble como la corrupción, los sindicatos, el ana-ana y los deseos de facturar a paladas colmaron la paciencia del cirujano.
Del Dr.. René Favaloro/ julio 29-2000 – 14,30 horas
Si se lee mi carta de renuncia a la Cleveland Clinic , está claro que mi regreso a la Argentina (después de haber alcanzado un lugar destacado en la cirugía cardiovascular) se debió a mi eterno compromiso con mi patria. Nunca perdí mis raíces.. Volví para trabajar en docencia, investigación y asistencia médica. La primera etapa en el Sanatorio Guemes, demostró que inmediatamente organizamos la residencia en cardiología y cirugía cardiovascular, además de cursos de post grado a todos los niveles. Le dimos importancia también a la investigación clínica en donde participaron la mayoría de los miembros de nuestro grupo.
En lo asistencial exigimos de entrada un número de camas para los indigentes. Así, cientos de pacientes fueron operados sin cargo alguno. La mayoría de nuestros pacientes provenían de las obras sociales. El sanatorio tenía contrato con las más importantes de aquel entonces. La relación con el sanatorio fue muy clara: los honorarios, provinieran de donde provinieran, eran de nosotros; la internación, del sanatorio (sin duda la mayor tajada).
Nosotros con los honorarios pagamos las residencias y las secretarias y nuestras entradas se distribuían entre los médicos proporcionalmente.
Nunca permití que se tocara un solo peso de los que no nos correspondía.
A pesar de que los directores aseguraban que no había retornos, yo conocía que sí los había. De vez en cuando, a pedido de su director, saludaba a los sindicalistas de turno, que agradecían nuestro trabajo.
Este era nuestro único contacto.
A mediados de la década del 70, comenzamos a organizar la Fundación. Primero con la ayuda de la Sedra, creamos el departamento de investigación básica que tanta satisfacción nos ha dado y luego la construcción del Instituto de Cardiología y cirugía cardiovascular. Cuando entró en funciones, redacté los 10 mandamientos que debían sostenerse a rajatabla, basados en el lineamiento ético que siempre me ha acompañado.
La calidad de nuestro trabajo, basado en la tecnología incorporada más la tarea de los profesionales seleccionados hizo que no nos faltara trabajo, pero debimos luchar continuamente con la corrupción imperante en la medicina (parte de la tremenda corrupción que ha contaminado a nuestro país en todos los niveles sin límites de ninguna naturaleza).. Nos hemos negado sistemáticamente a quebrar los lineamientos éticos, como consecuencia, jamás dimos un solo peso de retorno. Así, obras sociales de envergadura no mandaron ni mandan sus pacientes al Instituto.
¡Lo que tendría que narrar de las innumerables entrevistas co n los sindicalistas de turno!
Manga de corruptos que viven a costa de los obreros y coimean fundamentalmente con el dinero de las obras sociales que corresponde a la atención médica.
Lo mismo ocurre con el PAMI. Esto lo pueden certificar los médicos de mi país que para sobrevivir deben aceptar participar del sistema implementado a lo largo y ancho de todo el país.
Valga un solo ejemplo: el PAMI tiene una vieja deuda con nosotros, (creo desde el año 94 o 95) de 1.900.000 pesos; la hubiéramos cobrado en 48 horas si hubiéramos aceptado los retornos que se nos pedían (como es lógico no a mí directamente).
Si hubiéramos aceptado las condiciones imperantes por la corrupción del sistema (que se ha ido incrementando en estos últimos años) deberíamos tener 100 camas más. No daríamos abasto para atender toda la demanda.
El que quiera negar que todo esto es cierto que acepte que rija en la Argentina, el principio fundamental de la libre elección del médico, que terminaría con los acomodados de turno.
Los mismo ocurre con los pacientes privados (incluyendo los de la medicina prepaga) el médico que envía a estos pacientes por el famoso ana-ana , sabe, espera, recibir una jugosa participación del cirujano.
Hace muchísimos años debo escuchar aquello de que Favaloro no opera más! ¿De dónde proviene este infundio?. Muy simple: e l pacientes es estudiado. Conclusión, su cardiólogo le dice que debe ser operado. El paciente acepta y expresa sus deseos de que yo lo opere. ‘Pero cómo, usted no sabe que Favaloro no opera hace tiempo?’. ‘Yo le voy a recomendar un cirujano de real valor, no se preocupe’. El cirujano ‘de real valor’ además de su capacidad profesional retornará al cardiólogo mandante un 50_ de los honorarios!
Varios de esos pacientes han venido a mi consulta no obstante las ‘indicaciones’ de su cardiólogo. ‘¿Doctor, usted sigue operando?’ y una vez más debo explicar que sí, que lo sigo haciendo con el mismo entusiasmo y responsabilidad de siempre.
Muchos de estos cardiólogos, son de prestigio nacional e internacional.
Concurren a los Congresos del American College o de la American Heart y entonces sí, allí me brindan toda clase de felicitaciones y abrazos cada vez que debo exponer alguna ‘lecture’ de significación. Así ocurrió cuando la de Paul D. White lecture en Dallas, decenas de cardiólogos argentinos me abrazaron, algunos con lágrimas en los ojos. Pero aquí, vuelven a insertarse en el ‘sistema’ y el dinero es lo que más les interesa.
La corrupción ha alcanzado niveles que nunca pensé presenciar. Instituciones de prestigio como el Instituto Cardiovascular Buenos Aires, con excelentes profesionales médicos, envían empleados bien entrenados que visitan a los médicos cardiólogos en sus consultorios. Allí les explican en detalles los mecanismos del retorno y los porcentajes que recibirán no solamente por la cirugía, los métodos de diagnóstico no invasivo (Holter eco, camara y etc., etc.) los cateterismos, las angioplastias, etc. etc., están incluidos..
No es la única institución. Médicos de la Fundación me han mostrado las hojas que les dejan con todo muy bien explicado. Llegado el caso, una vez el paciente operado, el mismo personal entrenado, visitará nuevamente al cardiólogo, explicará en detalle ‘la operación económica’ y entregará el sobre correspondiente!.
La situación actual de la Fundación es desesperante, millones de pesos a cobrar de tarea realizada, incluyendo pacientes de alto riesgo que no podemos rechazar. Es fácil decir ‘no hay camas disponibles’.
Nuestro juramento médico lo impide.
Estos pacientes demandan un alto costo raramente reconocido por las obras sociales. A ello se agregan deudas por todos lados, las que corresponden a la construcción y equipamiento del ICYCC, los proveedores, la DGI, los bancos, los médicos con atrasos de varios meses.. Todos nuestros proyectos tambalean y cada vez más todo se complica.
En Estados Unidos, las grandes institu ciones médicas, pueden realizar su tarea asistencial, la docencia y la investigación por las donaciones que reciben.
Las cinco facultades médicas más trascendentes reciben más de 100 millones de dólares cada una! Aquí, ni soñando.
Realicé gestiones en el BID que nos ayudó en la etapa inicial y luego publicitó en varias de sus publicaciones a nuestro instituto como uno de sus logros!. Envié cuatro cartas a Enrique Iglesias, solicitando ayuda (¡tiran tanto dinero por la borda en esta Latinoamérica!) todavía estoy esperando alguna respuesta. Maneja miles de millones de dólares, pero para una institución que ha entrenado centenares de médicos desparramados por nuestro país y toda Latinoamérica, no hay respuesta.
¿Cómo se mide el valor social de nuestra tarea docente?
Es indudable que ser honesto, en esta sociedad corrupta tiene su precio. A la corta o a la larga te lo hacen pagar.
La mayoría del tiempo me siento solo. En aquella carta de renuncia a la C. Clinic , le decía al Dr. Effen que sabía de antemano que iba a tener que luchar y le recordaba que Don Quijote era español!
Sin duda la lucha ha sido muy desigual.
El proyecto de la Fundación tambalea y empieza a resquebrajarse.
Hemos tenido varias reuniones, mis colaboradores más cercanos, algunos de ellos compañeros de lucha desde nuestro recordado Colegio Nacional de La Plata, me aconsejan que para salvar a la Fundación debemos incorporarnos al ‘sistema’.
Sí al retorno, sí al ana-ana.
‘Pondremos gente a organizar todo’. Hay ‘especialistas’ que saben como hacerlo. ‘Debés dar un paso al costado. Aclararemos que vos no sabés nada, que no estás enterado’. ‘Debés comprenderlo si querés salvar a la Fundación’
¡Quién va a creer que yo no estoy enterado!
En este momento y a esta edad terminar con los principios éticos que recibí de mis padres, mis maestros y profesores me resulta extremadamente difícil. No puedo cambiar, prefiero desaparecer.
Joaquín V. González, escribió la lección de optimismo que se nos entregaba al recibirnos: ‘a mí no me ha derrotado nadie’. Yo no puedo decir lo mismo. A mí me ha derrotado esta sociedad corrupta que todo lo controla. Estoy cansado de recibir homenajes y elogios al nivel internacional. Hace pocos días fui incluido en el grupo selecto de las leyendas del milenio en cirugía cardiovascular. El año pasado debí participar en varios países desde Suecia a la India escuchando siempre lo mismo.
‘¡La leyenda, la leyenda!’
Quizá el pecado capital que he cometido, aquí en mi país, fue expresar siempre en voz alta mis sentimientos, mis críticas, insisto, en esta sociedad del privilegio, donde unos pocos gozan hasta el hartazgo, mientras la mayoría vive en la miseria y la desesperación. Todo esto no se perdona, por el contrario se castiga.
Me consuela el haber atendido a mis pacientes sin distinción de ninguna naturaleza. Mis colaboradores saben de mi inclinación por los pobres, que viene de mis lejanos años en Jacinto Arauz.
Estoy cansado de luchar y luchar, galopando contra el viento como decía Don Ata.
No puedo cambiar.
No ha sido una decisión fácil pero sí meditada.. No se hable de debilidad o valentía.
El cirujano vive con la muerte, es su compañera inseparable, con ella me voy de la mano.
Sólo espero no se haga de este acto una comedia. Al periodismo le pido que tenga un poco de piedad.
Estoy tranquilo.. Alguna vez en un acto académico en USA se me presentó como a un hombre bueno que sigue siendo un médico rural. Perdónenme, pero creo, es cierto. Espero que me recuerden así.
En estos días he mandado cartas desesperadas a entidades nacionales, provinciales, empresarios, sin recibir respuesta.
En la Fundación ha comenzado a actuar un comité de crisis con asesoramiento externo. Ayer empezaron a producirse las primeras cesantías. Algunos, pocos, han sido colaboradores fieles y dedicados. El lunes no podría dar la cara.
A mi familia en particular a mis queridos sobrinos, a mis colaboradores, a mis amigos, recuerden que llegué a los 77 años. No aflojen, tienen la obligación de seguir luchando por lo menos hasta alcanzar la misma edad, que no es poco.
Una vez más reitero la obligación de cremarme inmediatamente sin perder tiempo y tirar mis cenizas en los montes cercanos a Jacinto Arauz, allá en La Pampa.
Queda terminantemente prohibido realizar ceremonias religiosas o civiles.
Un abrazo a todos
René Favaloro
submitted by dimensionargentina to argentina [link] [comments]